Hay un total de 1552 usuarios registrados. Conócelos en el chat.

Relato XXX: La mejor alumna de sexo


  • ¡Hola amigos de sexo escrito! Como ya se habrán dado cuenta soy nueva. Estos días he leído sus relatos eróticos y me encantan, por eso quiero contarles cómo me convertí en la mejor alumna de sexo de mi profesor favorito.

    Bien, tengo 22 años, actualmente voy a la universidad, entré a la carrera esperando destacar siendo la mejor alumna, y vaya que sí lo he hecho, aunque no me ser la mejor alumna de sexo: Estoy saliendo con mi profesor, puede ser que ahora sea algo común, pero yo jamás pensé que a mí algo así me pasaría.
    En fin, él es un hombre de 50 años, es guapo y me imagino que lo era aún más de joven, y por cierto muy culto (realmente atractivo). Desde el primer día morí por él y por eso me convertí en su mejor alumna de sexo.
    Empezó en las horas de receso mientras yo estaba con mis amigos, él se acercaba para fumar con nosotros y las miradas eran evidentes, en los exámenes me dejaba notas como “Buen examen” “Excelente alumna” etc.
    Los jueves salimos hasta las 22hrs y mi madre me mando un mensaje diciéndome que no podría pasar por mí, que tenia guardia, que iba llegar en la tarde del siguiente día. En fin, yo iba a tomar el colectivo, cuando por inercia mire hacia mi lado y estaba él junto a mí. Me preguntó si podía me llevar a casa, sonrojada le dije que no, que tomaría el colectivo, a lo que él me respondió: “vamos no seas tontita, ¿no crees que siendo tan guapa, no te pueda pasar algo?”, yo solamente me reí estúpidamente.
    Me subí a su camioneta, yo llevaba un vestido muy corto realmente y todo el camino se la paso viendo mis piernas, cuando el semáforo paró en rojo, sé que no se resistió más, me tocó las piernas subiendo, hasta que llegó a mi clítoris, yo estaba mojadísima, solo me dejé, sentía sus dedos entre mis labios, que entraban y salían mientras mis jugos vaginales bajaban por sus manos, yo solo podía gemir.
    No pude más cuando le dije: “Mira, mi madre no estará esta noche, ¿te parece quedarte un rato en mi casa?”, me dijo que sí, se bajó el cierre del pantalón y sacó su gran pene, me agachó la cabeza y empecé a follármelo
     con la boca. Así fue el camino hacia casa.
    Cuando llegamos me tomó por detrás, manoseando mis pechos, mientras yo sentía su erección, fue increíble, subimos a mi habitación, me aventó a la cama, me bajo las bragas y enseguida empezó a chupar mi clítoris, mis, labios y metiéndome la lengua, a lo que yo le respondía masturbándolo lo mejor que podía, nos desnudamos, él besaba mi cuerpo entero, mordía mis pezones, me daba algunas nalgadas y yo 
    me comía su pene a besos chupando hasta que él ya no pudiese más, después me puse en posición de perrito, él me empezó a penetrar con gran fuerza, tomando mi pechos, jalando mi cabello, lo hacía con delicadeza, pero rudo y fuerte a la vez. Cuando se iba a correr, sacó su pene, me besó con fuerza, nalgueándome, yo saqué mi lengua para recibir su leche, la cual salpicó mis pechos y mi cara, pero al fin de todo deliciosa, esa fue la primera vez que me corrí.
    Después de convertirme en la mejor alumna de sexo, ahora 
    somos pareja por decirlo así, (no nos gustan los títulos) por supuesto que todo lo escribí con su consentimiento. Después escribiré más relatos XXX de nuestras aventuras. ¡Un beso!

    Relato XXX: La mejor alumna de sexo
    4 (80%) 2 votes

    2 thoughts on “Relato XXX: La mejor alumna de sexo”

    1. Buena relación la tuya Annie, seguro que apruebas esa asignatura con buena nota jeje
      Yo, cuando estuve en la universidad, tuve una relación con una compañera de clase. Nos escap´abamos muchas clases, encerrándonos en el baño, follando como animales. Incluso una vez, follando en el lavabo, entre gemido y gemido de mi amiga, escuchábamos como otros alumnos entraban a hacer sus necesidades, lo que nos excitaba aun más.
      Follar en la universidad era una pasada

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *