Si compartes SexoEscrito.com entre tus contactos, ¡ligarás más!

Historia de sexo: Reencuentro con mis profesoras


  • La historia de sexo que os voy a contar ocurrió en una excursión de final de carrera, pues estaba terminando mis estudios.

    El día de la excursión se acercaba, era miércoles y todo iba con total normalidad estábamos todos los amigos hablando de la excursión y genial.

    El jueves, al término de las clases, nos dijeron que al final del día, nos dirían que profesores irían. El momento llegó y nos dijeron los profesores. Fueron: Victoria por parte de Ciencias Sociales, Ana por parte de lengua, Raquel mi antigua profesora de inglés y tutora de la clase de al lado y mi tutora Lourdes. Cuando nos dijeron los profesores que nos acompañarían a la excursión nos fuimos cada uno a nuestra casa debido a que habían terminado las clases.

    Yo me quedé el último recogiendo mis cosas mientras que las cuatro profesoras hablaban, me dirigía hacia la puerta, cuando Lourdes, me dijo que si me podía esperar ya que querían hablar las cuatro profesoras conmigo. En ese momento, no pensé lo que se me venía encima ya que creía que iba a ser algo de clase. Lourdes, mi tutora, cerró la puerta de la clase y nos sentamos los cinco en las sillas para hablar, aunque no sabía de qué iba a ir todo ese tema. Lourdes, mi tutora, me preguntó que si había hablado con mi madre sobre sexo, inmediatamente, me puse nervioso debido a dicha pregunta, acto seguido, Victoria, mi profesora, me preguntó que si veía porno por Internet.

    Cuando me disponía a responder a dichas preguntas me dijo que las apuntara todas, y que luego con el transcurso de la charla se las respondiese con total naturalidad. Más tarde, Raquel me dijo que si había visto desnuda a mi madre (Pilar) ya que Lourdes, Raquel y Victoria la conocía.

    Hasta el momento, me habían hecho tres preguntas:

    • ¿Has hablado alguna vez con tu madre sobre sexo?
    • ¿Ves porno por Internet?
    • ¿Has visto alguna vez a mamá desnuda?

    Me quedé en shock al oír tantas preguntas ya que no sabía que decir.

    Acto seguido, Raquel dijo que si comíamos, diciendo yo con total efusividad que si pensando en que cada uno nos íbamos para casa así que me levanté cuando al momento las cuatro me dicen que adónde iba. Al momento, Raquel sacó unos taper de su bolso y nos pusimos a comer. Mientras comíamos, seguimos hablando del tema y continuamos con la conversación.

    Al terminar de comer, siguieron las preguntas y cada vez un poco más íntimas.

    Ana, que aún no me había dicho nada aún, me preguntó que si alguna vez había espiado a mi madre o a alguna mujer dentro de mi familia alegando el incesto. Al momento, le pregunté que a qué tipo de observación se refería, y ella me dijo que había muchos tipos entonces, me explicó algunos:

    • Hacerle fotos mientras se cambia sin que se entere
    • Grabarle al salir de la ducha
    • Entrar en el baño mientras hace pis
    • Mirar si sale del baño con una toalla
    • , etc., etc.

    Cuando me dijo dichos tipos de observaciones, le respondí a su pregunta y le dije que no se me había ocurrido aunque a Victoria, le parecía una idea descabellada y absurda que al final tenía su parte de razón.

    Acto seguido, Lourdes, me preguntó si a casa, asistían mujeres como familiares, amigas, etc. Le dije que algunas veces sí.

    Entonces me dijo que si le podía nombrar a alguien que recordase si me acordaba; al momento, le dije que no tenía problema y le dije varios nombres: María una psicóloga a la que le preguntaba dudas sobre sexo, Amparo, la hermana de mi padre que es mi tía y Sara mi profesora de particulares que me daba ese año, le di a Raquel sus números de teléfono para que se reuniesen con nosotros y nos dijeron que sin ningún problema. Al cabo de unos 45 minutos aproximadamente, llegaron las tres y nos conocimos con total simpatía ya que ninguna de las chicas se conocía de antes. Raquel sugirió que nos sentáramos todos en la mesa y hablásemos con total libertad en el caso de que me quisieran preguntar algo. Acto seguido, todas dijeron que por supuesto que tenían muchas más preguntas. Al cabo de unos cinco minutos aproximadamente, María me preguntó que si alguna vez había entrado en un sex shop o que si había visto a alguien conocido que hubiera visto entrar alguna vez. Al momento, Sara me preguntó que si alguna vez me había masturbado delante de mi madre, acto seguido, Lourdes dijo que era muy buena la pregunta. Mientras pensaban más preguntas, empecé respondiendo a la de María: le dije que una vez estuve a punto de entrar en un sex shop pero que no llegué a entrar pero que si había visto a mi madre entrar en uno y salir con una bolsa de la tienda; entonces, acto seguido me preguntó que había comprado, entonces le dije que ese mismo día por la noche, después de cenar, me encontré a mi madre masturbándose en la habitación pero que no se enteró de que le había visto. Después de responder a la pregunta de María, le dije a Sara, que hasta el momento, no me había masturbado delante de mi madre soltando todas una pequeña carcajada.

    Después de responder a dichas preguntas, nos fuimos cada a uno a descansar debido a que al día siguiente nos íbamos de excursión, nos despedimos todos y cada uno nos fuimos a nuestras respectivas casas. El día después de la excursión, a última hora tenía clase de biología con un profesor majete, tocó el timbre para irnos ya a casa, cuando todos mis compañeros salen del aula y entra Victoria en la clase diciéndole al profesor que ya cerraba ella la clase. Entonces, cuando salió el profesor de la clase, Victoria me dijo que si tenía dudas sobre sexo y le dije que bastantes. Entonces, les escribió un mensaje a Raquel, a Lourdes y a Ana para que se reuniesen en la clase. Yo le dije que no hacía falta y Victoria insistió que porque no. Mientras llegaban las tres profes, Victoria avisó a María y a mi tía para decirles si podían venir ya que tenía bastantes dudas, así que dijeron que sin problema.

    Cuando llegaron todas, nos saludamos todos y nos dimos dos besos con total familiaridad y me dijeron que qué preguntas tenía ya que ellas también tenían preguntas y bastantes más que yo.

    Yo tenía bastante hambre y les dije que iba a comer algo, entonces, todas dijeron que habían traído comida y que íbamos a comer todos juntos. Después de comer, empezaron las preguntas.

    Empecé yo a hacer preguntas ya que era quien menos tenía (2 preguntas), para empezar, hice una pregunta general a todas y les dije que si alguna vez habían se habían excitado con otras mujeres, acto seguido observé la cara de asombro que tenían todas; al cabo de unos segundos, se echaron todas a reír y me dijeron que no pasaba nada y que les hiciese la otra pregunta, así que continué con la segunda pregunta, entonces, les dije que si se masturbaban mientras se duchaban. Al momento, Lourdes, me dijo que si no tenía más preguntas y le respondí que de momento no.

    Comenzó hablando Lourdes, me dijo que alguna vez si se había excitado con alguna mujer, entonces, le dije que si se podía saber y me dijo que con Ana. Ana, al decir Lourdes su nombre, se quedó perpleja ya que no se lo esperaba, entonces, a Amparo le entró la curiosidad y le preguntó que qué le gustaba de ella para que se excitase ya que una no se excita porque sí, entonces comentó que ocurrió un día de principios de junio, las vacaciones de verano se acercaban y Ana fue con un vestido largo con tirantes y con estampados, entonces, Lourdes al verla se excitó bastante y le entraron unas ganas tremendas de tocarle el culo. Entonces, acto seguido, Ana se levantó y le dijo a Lourdes que le tocase el culo echándose a reír al momento.

    A continuación, fue el turno de Sara, entonces, comentó que el primer día que nos conocimos todos, tuvo una excitación enorme al ver a Amparo y a María aunque no se conocían de nada pero les pareció bastante atractivas, centrándose sobre todo en sus respectivos culos.

    Después, le tocaba el turno a Victoria, nos comentó que se excitaba fácilmente al ver a sus compañeras tanto a Ana como a Lourdes y a Raquel. Al momento, Lourdes le preguntó que qué era lo que más le gustaba de ella, Victoria, le respondió que principalmente su culo así que se levantó de la silla  y se acercó a Victoria, puso el culo en pompa y se puso en una posición bastante sexy mientras que Victoria se lo tocaba con mucha pasión.

    Al día siguiente, sobre las 11 de la mañana, me encontré con Raquel y le comenté que tenía muchas más preguntas que cualquier otro día y que si podíamos quedar para que me ayudasen, me dijo que sin ningún problema. Al termino de las clases, nos reunimos todos y nos dimos dos besos como se hace normalmente, entonces, me quedé en blanco y no sabía por dónde empezar, al momento, María me dijo que empezase por donde quisiera, y entonces para “romper el hielo”, Lourdes dijo: “normalmente por el principio” así que, así hice: para empezar, Raquel me dijo que primero les dijera todas las preguntas y luego poco a poco cada una me diría lo que pensara o supiera.

    Así les comenté las preguntas:

    • ¿Todas las mujeres eyaculan en un tiempo estimado?
    • ¿Normalmente soléis hacer masturbaciones con los pechos?

    Al oír dichas preguntas, ninguna sabía que decir, aunque segundos después, Ana se mojó con la segunda pregunta.

    Me explicó que no es una obligación masturbar a un chico el pene con los pechos. Acto seguido, le pregunté si alguna vez lo había hecho ya que tenía curiosidad, entonces, se echó a reír y me dijo que alguna vez.

    Pasado un rato, me empezó a entrar una excitación como nunca antes me había entrado, así que me levanté y me dirigí hacia Lourdes y le di un beso rápidamente, me di cuenta de la barbaridad que había cometido y le pedí disculpas tanto a ella como a todas y me dijeron que no pasaba nada. María me preguntó que si me había excitado y con una cara de vergüenza le dije que bastante. Entonces, todas me dijeron si no pasa nada, estamos hablando de sexo y es normal que te excites. Así que se levantaron todas mientras que María me desnudaba por completo, cuando María terminó, todas en conjunto se quedaron mirándome el pene y sin esperármelo, María se acercó hacia mí y me dio un beso, acto seguido, se puso en cuclillas para hacerme una mamada mientras que Lourdes se me acercaba para darme un beso mientras que Sara y Ana desnudaban a Lourdes. Cuando terminaron de desnudar a Lourdes, Raquel le dio un azote en el culo a María, en ese momento Raquel cambio el turno a María para hacerme una mamada mientras que Ana y Victoria la desnudaban, Amparo, aprovechando que era la primera en haberse desnudado, le hizo un dedo a María y posteriormente una mamada. A continuación, mientras que María gozaba de la mamada que Amparo le estaba haciendo, Lourdes, Raquel y Victoria se acercaban a mí. Entonces, comencé a meterle el pene a Lourdes por la vagina mientras que gozaba, Raquel le introducía un vibrador a Victoria por la vagina a la vez que le daba un beso negro a Lourdes en el ano.

    A continuación, María se acercaba a mí totalmente llena de felicidad y muy sonriente para darme un beso mientras que le hacía un dedo a Lourdes por la vagina. Momentos después, al terminar con Lourdes, cogí a María para terminar haciendo una cubana con sus preciosos pechos. Pasada una media hora aproximadamente, nos cambiamos todos y Victoria me dijo que si tenía más preguntas, que se lo dijese para que nos reuniésemos todos y de esa forma me pudieran ayudar, a la vez que María me decía que no tuviese vergüenza en hablarles a ellas sobre ese tema. Acto seguido, les comenté que tenía un par de preguntas más, entonces, Raquel me dijo que las apuntara y que al día siguiente al finalizar las clases si se me ocurrían más preguntas, que se lo dijese y quedaban todas para que me las explicasen ya que Lourdes también quería preguntarme algunas cosas sobre sexo que creía tanto ella como las demás que yo no sabía.

    Al día siguiente, tocó el timbre para empezar la tercera hora, pero el profesor aún no estaba en la clase, mientras esperábamos, hablaba con los compañeros sobre la clase y todo lo relacionado, cuando llega Lourdes, y nos dice que el profesor que nos tenía que dar clase, se iba a ausentar debido a que se había puesto enfermo, entonces, a Lourdes se le ocurrió que bajásemos todos al patio, así que recogimos todo y nos fuimos. Mientras recogía mis cosas, y todos mis compañeros salían de la clase, Lourdes me dijo que ya había hablado con las chicas y me dijo que les parecía perfecto que después de las clases nos reuniésemos todos, acto seguido, Lourdes me preguntó que si me habían surgido más preguntas, yo le respondí un poco avergonzado y con la cara colorada, que me habían surgido, bastantes preguntas, entonces, me preguntó que si las había escrito y le asentí con la cabeza, momentos después, Lourdes me dijo que ella también tenía algunas preguntas que ella creía que no sabía y las demás, al menos, María, Amparo y Raquel también tenían algunas preguntas para mí, al momento, le dije que si no les importaba hablar sobre mencionado tema conmigo, y me dijeron que para nada ya que querían hablar con tranquilidad conmigo sobre sexo.

    Cuando todos mis compañeros se fueron, subí a la clase donde me había dicho Lourdes que nos íbamos a reunir, cuando llegué, me la encontré abierta ya que Lourdes y Victoria acababan de llegar. Al verme, las dos me recibieron dándome dos besos en la mejilla cada una y me preguntaron si tenía muchas dudas, acto seguido, le dije que bastantes y me dijeron que ellas también querían preguntarme muchas cosas. Mientras esperábamos a las demás, Victoria me preguntó si tenía hambre y le respondí que un poco, al momento, me dijo Lourdes, que íbamos a esperar a que llegasen todas.

    Una vez que todos estábamos reunidos, Victoria rompió el hielo, diciendo que yo tenía hambre, mientras comíamos, Raquel me preguntó si tenía muchas dudas, y le dije que bastantes. Lourdes y las demás también me dijeron que ellas también me querían preguntar muchas cosas.

    Cuando terminamos de comer, comenzó la charla y Ana me hizo un par de preguntas:

    • ¿Alguna vez has hecho un trío?
    • ¿Alguna vez me había excitado al ver a una chica en bikini?

    En primer lugar, le dije que hasta la fecha no había hecho ningún trío y que si me había excitado al ver a chicas en bikini.

    Poco tiempo después, Lourdes me hizo unas preguntas:

    • ¿Alguna vez has entrado en la ducha cuando se estaba duchando una mujer?
    • ¿Habitualmente te masturbas?

    Acto seguido, le respondí a la primera pregunta y le dije que hasta el momento no había entrado en la ducha mientras estaba una mujer. A continuación, le dije que sí.

    Al momento, le pregunté a Raquel, si había tenido alguna relación sexual esa semana y me dijo que no, a la vez le pregunté si siempre que mantenía relaciones sexuales, siempre lo hacían como algo normal o si alguna vez solo hacía una postura, entonces, me dijo que no entendía la pregunta y le hice un ejemplo: le pregunté que si siempre que mantenía relaciones sexuales, su chico, le hacía un completo es decir que si lo hacían paso a paso o si alguna vez ha cambiado la metodología y han hecho solo anal, al entender la pregunta, se echó a reír y me dijo que alguna vez si había adoptado una postura.

    A continuación, mientras me excitaba cada vez más, María me dijo que tenía un regalo a la vez que Sara, así que, se acercó a su bolso y sacó de él una bolsa, entonces, me dijo que la abriese. Al abrirla, me encontré con tres consoladores, acto seguido, de mi asombro, le pregunté ¿y esto? entonces María me dijo <<sorpresa>> y me dijo que era un detalle para que disfrutase con ellas.

    Un momento después, ya no podía más y me acerqué a Sara y le di un beso, misma operación que hice momentos después con María. Entonces, todas las demás se levantaron y para relajarnos, Raquel me cogió y me empezó a desnudar hasta que me quitó toda la ropa. Una vez empezada la fiesta, me dirigí a Lourdes e hice la misma operación que había hecho Raquel conmigo así fue hasta que todos estuvimos completamente desnudos. Para empezar con fuerza, Lourdes se acercó a mí, me dio un beso apasionante y se puso en cuclillas para empezar a hacerme una mamada. Mientras Lourdes me hacía la mamada, María se acercó a mí junto con Ana para primero besarme a mí (María) a la vez que Ana masturbaba a Lourdes con un vibrador. A continuación, al término de la mamada de Lourdes, le introduje a Sara el pene entre sus pechos para que me hiciera una cubana a la vez que Victoria masturbaba a Raquel con un plug anal. Acto seguido, cuando Victoria terminó de masturbar a Raquel, Raquel se empezó a besar con María mientras que le masturbaba la vagina, rápidamente, me fijé en la cara de María viéndola disfrutar y gozar como nunca. Más tarde, Lourdes y yo nos besamos durante más de diez minutos, a continuación, María le masturbó con unas bolas chinas que le metió en la vagina, mientras que me besaba.

    Finalmente, me masturbé delante de Sara, para terminar eyaculando en su cara y sus pechos, mientras que María, Victoria y Raquel masturbaban a Ana y a Lourdes apasionadamente.

     

    Historia de sexo: Reencuentro con mis profesoras
    1.2 (23.33%) 6 votes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *