Consejo: No le des tus verdaderos datos a NADIE

Orinando a mi madre en la ducha


  • Serían aproximadamente las nueve de la mañana, cuando me levanté justamente a la vez que mi madre, mientras levantaba la persiana, mi madre (Pilar) me dijo que si íbamos a desayunar, y le dije que me iba a lavar y desayunábamos.

    Serían aproximadamente las nueve de la mañana, cuando me levanté justamente a la vez que mi madre, mientras levantaba la persiana, mi madre (Pilar) me dijo que si íbamos a desayunar y le dije que me iba a lavar y desayunábamos.
    Mientras desayunábamos, me dijo que se iba a duchar ahora después entonces, mientras yo terminaba de desayunar, mi madre se disponía a quitarse la ropa en su habitación, cuando se dio cuenta de que en la bañera no había gel de ducha, entonces tuvo que ir completamente desnuda a la cocina a buscarlo.

    Orinando a mi madre por partida doble…

    Cuando llegó al baño, me dijo que se iba a duchar, asintiéndole yo con la cabeza, diciéndole que vale. Entonces, me desnudé lo más rápido posible y fui hacia el cuarto de baño, al llegar al baño, abrí la cortina de la ducha, cuando me dijo mi madre soltando una carcajada:

    -¡Cómo sabía que ibas a venir! -riéndonos ambos a la vez.

    Al ver mi madre mi pene, se puso en cuclillas en la bañera, cuando me entraron unas ganas enormes de hacer pis. Así, sin poder aguantar más, acabé orinando a mi madre sobre su cara, cuando acto seguido le entraron a ella también ganas de hacer mear. Entonces, cogí el vaso que tenía mi madre donde antes dejaba el cepillo de dientes y se lo puse debajo, cuando terminó de hacer pis, se lo eché sobre la cara y sus pechos para culminar. De este modo, no solo yo acabé orinando a mi madre, sino que ella misma recibió su propio líquido dorado.

    Orinando a mi madre en la ducha
    2.7 (54%) 10 votes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *