¿Sabes que entran más de 5000 personas al día en SexoEscrito.com?

Mi primera vez…con una prostituta


  • Una vez terminado el verano, era hora de empezar con las clases de nuevo, la diferencia es que esta vez eran en la universidad, a 112km de casa.

    Para el primer año estuve en un piso con unos conocidos de mi zona, eramos 4 en total. Los días fueron pasando y las clases también, el caso es que aunque veía a mucha tía buena, no conseguía comerme un rosco y cada vez estaba más y más caliente y las pajas no me valían porque siempre tenia a alguien en mi piso.

    Total, a la tercera semana, mis compañeros me dijeron que no estarían en toda la semana pues tenían un viaje con sus padres a andorra así que me quedaría solo.

    Yo llegué el miércoles pues no tenia clase los días anteriores y por la tarde estaba muy caliente porque por la mañana había visto un buen espectáculo con las chicas de mi clase. Pero pensé, por qué conformarme con una simple paja si puedo tener sexo del bueno.

    Me puse a buscar por el ordenador y encontré a una que estaba bastante bien,Carolina, le hablé por whatsapp y me dijo que eran 75€ la hora y que hacia de todo menos griego,  cosa que no me importaba, y yo le dije que bien y le di la dirección.

    Habiamos quedado a las 21:30 y yo desde las 21 estaba nervioso, cuando llegó, 15 minutos tarde, le abrí y cuando subió la vi con sus pechos enormes y un genial cuerpo, nos dimos dos besos y fuimos a la habitación, le pagué y después ella se puso a besarme mientas se desnudaba, yo también me quité la camisa y cuando ella se quitó el sujetador me fui a por sus enormes pechos,110 seguro, ella empezó a hacer gemiditos mientras yo le besaba sus pezones, acto seguido, se deshizo de su pantalón y yo me hice con su tanga.

    Posteriormente, de un movimiento me quitó el pantalón y los calzoncillos, y dejó mi tieso rabo a la vista, ella se agachó y me empezó a dar una soberana mamada que duró unos 10 minutos hasta que no podía más  y le dije que quería masturbarla, aunque me dijo que estaba limpia, se volvió a limpiar con una toallita para que lo viera, después se tumbó y yo me hice dueño de su coño, le empece a meter los dedos y más tarde me animé con mi lengua. Cuando note que estaba ya al máximo mi polla, aprovechando la postura introduje mi pene en la entrada de su coño y empuje y empece con el mete saca.

    Al rato nos pusimos en perrito y aprovechando empece a darle cachetes  cosa, que le encanto porqué le deje el culo rojo y quería más.

    Luego me corrí sobre su culo, pero ella, se dió la vuelta y me empezó a mamar de nuevo la polla y además me hizo también la ansiada cubana con la que me corrí por segunda vez, ahora sobre sus tetas. Finalmente nos duchamos juntos y nos despedimos con dos besos.

    Estuvo genial, aunque claro preferiria que no hubiera sido una puta.

     

    Mi primera vez…con una prostituta
    Vota este relato

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *