Pincha en los anuncios y contribuye al mantenimiento de SexoEscrito.com

MI HERMANA Y SU DOLOR DE CABEZA


  •  

    Tenía 18 años  y mi hermana 20.  Ella sufría terrible dolores de cabeza y se la pasaba en tratamiento para curarse.  en una oportunidad que le acompaño al médico junto con mamá, el médico le explica que esas molestias se le pasaran cuando se case.

    Una tarde que regresa de su trabajo, pues se puso a trabajar,  llegón con dolor de cabeza y se le fue tornando más fuerte hasta perder el sentido.  yo la acomodé en mi cama, le solté la ropa, los sostenes se los solté, le quite las medias panty y le aflojé la falda y vigilaba su respiración mientras masajeaba su cuerpo.  Los brazos y las piernas…le lamia sus tetas succionaba sus pesones   El cuerpo de mi hermana es exquisito.  Piernas muy bien formadas y pulposas sin llegar a exagerar,  un trasero hermoso una tetas divinas, suaves…increíblemente suaves y su pubis una belleza con leve bello púbico.   Siempre hemos compartido juntos y ya antes, cuando adolecente, un par de años antes, nos estuvimos acariciando con frecuencia y en un par de ocasiones tuvimos sexo completo, cosa que relaté en otra publicación.   Yo no sé si mi mamá se percató o no de nuestros desvíos sexuales, pero en esta oportunidad, cuando se sintió mal mi hermana, mi cuarto era el más proximo y la acosté en mi cama y medio la desnudé para permitirle una mejor circulación sanguinea.   es decir, ya teníamos confianza y teniendola así en mi cama, cerré la puerta del cuarto para evitar perturbaciones y comencé a masajear sus brazos, sus piernas y la verdad que esas ricas tetas y divinas piernas, me fueron calentando más de la cuenta y recordando el comentario del médico,  la comencé a hacer con un dedo circulos suaves en su clítoris y le undia mi dedo medio en su pubis hermoso y jugoso… A esa edad aún no sabía que las mujeres se comienzan a lubricar en la medida que se calientan…pero me encantaba y olía mis dedos y me los chupaba y así seguía hasta que mi hermana se despertaba, abría sus ojos y me encontraba acariciandola…ella no me dijo nada verbal, me lo dijo con la cadera que respondía a mis caricias en su pubis…le quité el bikini y suavemente abrió sus piernas y me dejó que la acariciara más hasta que me puso las manos en el cinturon para quitarme el pantalón…lo hice y me recibió gratamente y con ansias, suspiro cuando me puse entre sus piernas y con mi verga tocaba la entrada de su vagina, hasta undirla plenamente y ella exclamar un quejido profundo o un largo y sonoro suspiro a la vez que habría al maximo sus piernas levantadas, como queriendome aprisionar con ellas.  Nos movimos suavemente y sin apuros mientras le acaricia sus tetas y apretandolas suavemente, le lamía los pezones y así suavemente estuvimos acariciandonos con profundida hasta que se me hizo imposible detener un torrente urgente de mi eyaculación,,,Ella se aferró a mi como queriendo aprovechar el máximo de esa energía que la inundaba, quedandose quieta y muy apretada a mi por un largo momento hasta que aflojó, la abracé y tomando su carita con mis dos manos, la besé en sus labios repetidamente.  Nos levantamos, acomodamos nuestra ropa y salimos del cuarto…Mamá seguía preparando la merienda y mi hermana ya estaba repuesta y lista para cenar.

    MI HERMANA Y SU DOLOR DE CABEZA
    3.7 (73.33%) 3 votes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *