Cada vez que das tu whatsapp o Facebook, arriesgas tu privacidad

  • Mi nombre es Irene, tengo  43 años, mido 1.60 aproximadamente, cabello
    corto aunque antes lo usaba largo, contextura gruesa soy gordita jajaja. Pechos
    medianos normales, un culo grande y parado (siempre ha sido mi orgullo), soy de
    piel blanca, soy como cualquier mujer, tu vecina que pasa desapercibida, no me
    arreglo mucho tampoco.

    Me case relativamente joven a los 20 años con
    un hombre el cual perdió  el interés en
    mí hace años. Él también me ha sido infiel en varias ocasiones, antes me dolía,
    ahora encontré con mi pasatiempo ya no.

    Siguiendo con mi descripción
    nunca le había sido infiel a mi marido, aunque siempre había sido picara, me
    gustan los hombres y mucho, siempre le decía algún comentario un poco
    obsceno  o le dedicaba una mirada a alguno,
    pero hasta ahí y todo en broma.

    Todo cambio cuando cumplí 38
    años.

    Ahora les hablare de mi vecino, lo
    llamare A, con él fue que empezó mi desmadre como lo llamo yo jajaja, tenía en
    ese momento 18 añitos recién cumplidos, acaba de retirar su documento de identidad.
    Es delgado, un poco más alto que yo, y siempre muy callado me parecía raro.

    Este vecino siempre había tenido
    fantasías conmigo, según me contó después, yo notaba que me miraba mucho, y
    siempre trataba de estar en mi casa con mi hijo de una edad parecida,  recuerdo que tenía mi número telefónico, y a
    veces me escribía y enviaba vídeos e imágenes, casi siempre porno jajaja,
    aunque yo pensaba que era cosa de jóvenes y me limitaba a reír.

    Mi casa está situada a dos casas
    de la suya por lo que prácticamente nos veíamos a diario. Un día recuerdo que
    me entro un mensaje suyo, era una imagen, venia seguida por varios mensajes de
    disculpa, y que no mirara la foto, que la borrara pues. No pude la curiosidad
    me mato, la abrí y cual era mi sorpresa que era una foto de  A enfrente del espejo totalmente desnudo. La
    verdad me quede con la boca abierta, su miembro era enorme, y su cuerpo delgado
    lo resaltaba más.

    Nunca me habían gustado los
    hombres jóvenes, hasta ese día, me obsesione con él, siempre que yo salía de mi
    casa volvía a ver la puerta de la casa de A con el fin de verlo. Mientras que A
    parecía que me evitaba por la vergüenza, a pesar de haberle dejado claro que
    fue un error.
    Mi obsesión llego al punto que decidí empezar yo a escribirle, siempre
    había sido A el que iniciaba las conversaciones por mensajes, le escribí como
    ¨Hola porque tan perdido?¨, no recibí respuesta y esto me desespero hasta el
    grado que le escribí 3 veces el mismo mensaje, en la tarde noche me contesto y
    entablamos una conversación fue algo como:

    -Ire:
    Hola porque tan perdido?

    -Ire:
    Hola porque tan perdido?

    -Ire:
    Hola porque tan perdido?

    L

    -A:Hola claro que no aquí estoy
    jajaja, estaba en el Cole.

    -Ire:
    No volviste a la Casa.

    -A: He estado muy ocupado con los
    exámenes finales.

    Ire: Ahhh ya veo

    -A: Si

    -Ire:
    te mentí con algo jajaja

    -A: Cm conq?

    -Ire:
    Con la foto que pasaste

    -A: Cm?, la viste? Q vergüenza

    -Ire:
    Tranqui, no pasa nada, estamos en confianza jajaja, por cierto no tienes NADA
    de q avergonzarte.

    -A: Mmm cm?

    -Ire:
    Estas muy bien dotado jajaja, dichosa tu novia jajaja

    -A: Jajaja gracias pero no tengo
    novia.

    -Ire:
    Mmmm

    -A: jajaja me estoy sonrojando,
    jajaja

    -Ire:
    jajaja

    -A: Por cierto el sábado es la
    fiesta por mi cumple 18, quieres venir?

    -Ire:
    Mmm 18 añitos :-P, ya eres todo un hombre, jajaja, mmm me gustaría, pero que
    voy a hacer yo tan vieja en una fiesta de chicos.

    -A: Casi que solo es familia, no
    te dejan?

    -Ire:
    A mí nadie me manda jajaja, claro yo voy pero no sé qué regalarte jajaja.

    -A: Jajaja

     

    El día sábado llego, sinceramente
    no me paso nunca por la cabeza lo que pasaría ese día, la fiesta empezaba a las
    7, llegue a la casa de A a las 7 30, con una blusa negra y una falda larga
    hasta los tobillos de a rayas (las faldas son mis favoritas), cuando A me vio
    se puso contento y se sonrojo jajaja, me invito a sentarme y me sirvió un
    trago, la música estaba alta habían pocas personas aunque ya eran mayores,
    conversaban entre ellas.

    A las 9 ya los tragos se me
    habían subido a la cabeza jajaja, empecé con cuidado de que nadie me viera, a
    acariciar la pierna de A, el cual estaba a mi lado (no se había ido ni un
    momento el bandido), le pregunte en el oído que donde estaba el baño, muy
    atento me condujo a la puerta, y antes que se fuera le dije en el oído que esa foto
    era un montaje, que yo no le creía, A se me quedo viendo y soltó una risa, y me
    pregunto si quiere se la enseño, nos miramos con malicia y giramos para ver si
    alguien nos miraba, y rápido nos metimos al baño.

    El baño era algo pequeño pero  entrabamos los dos sin problema, afuera la
    música sonaba fuerte y se escuchan risas de borrachos, A se quitó el botón del
    pantalón y se lo bajo junto con el calzoncillo hasta las rodillas, su polla
    estaba parada y era enorme, no lo podía creer, contrastaba con su cuerpo,
    calculo que estuve algunos minutos viendo, A soltó otra risa y pregunto que si
    ya estaba convencida, jajaja. Y me dijo ¨toca si no crees¨ y yo me aproveche,
    se lo atrape con la mano derecha, estaba muy caliente, empecé a sobarla de
    arriba abajo, si mucho pensarlo me arrodille y empecé a chuparlo,
    inmediatamente escuche el seguro de la puerta, A cerró la puerta para nuestra
    conveniencia. Es increíble mis dos manos podían sujetarlo a lo largo
    perfectamente, trate de metérmelo todo a la boca pero no paso de la mitad,
    estuve chupándolo por varios minutos, cuando se me ocurrió coger.

    A me ayudo a poner de pie, me
    gire quedando de espaldas a él, como pude me subí la falda y me baje el calzón,
    me doble agarrando el inodoro para quedar totalmente a su disposición, A
    sabiendo que pasaba no tardó mucho en empezar a buscar como penetrarme, con mi
    mano derecha intente guiar a su enorme y torpe verga, cuando lo logro sentí que
    me desmañaba,  debido a su inexperiencia
    trato de meterla toda de golpe, yo lo detuve y le dije que fuera despacio, en
    mi interior pensaba que este hombre me va a matar.

    Poco a poco fue hasta que estuvo
    todo adentro, luego empezó lento a sacarla, y luego adentro, primero lo hizo
    con cuidado, adentro y afuera, empecé a sentir donde aceleraba, recuerdo que en
    un momento me golpeó la cabeza contra   la
    parte superior del escusado, aunque A no lo notó, seguía más rápido, el sonido
    de la carne golpeando era cada vez más intenso, tanto que temí que nos
    escucharan, sonaba como un aplauso, empecé a gemir , de pronto el sonido de la
    música y su carne pegando con mi culo, alguien toco la puerta, era un tío de A,
    A le dijo que estaba ocupado, pareció que A se asustó demasiado, porque se
    salió de mí, se puso rápido la ropa, y espero que su tío se fuera, salió sin
    decirme una palabra.

    Y esa fue mi primera experiencia
    o loquera como lo digo yo, desde ese día me transforme en algo que desconocía.

     

    Continuará.

     

    Irene
    Vota este relato

    5 thoughts on “Irene”

    1. Algo que siempre ha sido mi fantasía, tener una hermosa vecina madura la cual desee desatar sus más sucios deseos y pasiones con su vecino bastante menor. Hasta ahora el mejor relato que he leído, lás tima no haber sido A para compartir contigo esa increíble experiencia. Muy bueno tu relato, Irene. Me ha dejado bastante pensativo e inquieto.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *