Si nos envías un relato con buena redacción, ¡lo publicaremos antes!

Reencuentro con mis profesoras preferidas (2ª parte)


  • Habían pasado unos seis meses aproximadamente, y aún seguía con el recuerdo de todas las chicas juntas conmigo, es decir: Lourdes, Ana, María, Raquel, Sara, Amparo y Victoria. Cada día que pasaba le daba más y más vueltas a lo ocurrido por aquel entonces y siempre que lo recordaba me excitaba y mucho.

    Yo seguía en el colégio, por aquel entonces, se acercaba junio y con ello el final de curso, cada vez que veía a Ana, Lourdes, Raquel o Victoria me excitaba y no podía controlarlo. Iban siempre con vestidos veraniegos y shorts y cada vez que las veía me intentaba contener. Cada vez que me tocaba clase con alguna de ellas hacía todo lo posible para que no se dieran cuenta de mi erección hasta que un día, que Sara me estaba dando clases particulares, me puso un ejercicio y acto seguido se levantó y me dijo que iba a hacer pis. Mientras estaba en el baño, me hice una masturbación rápida para que no me pillara, mientras oía como hacía pis, al salir del baño, disimulé todo lo posible como si estuviese pensando en como hacer el ejercicio aunque de poco me sirvió, ya que no me dí cuenta, de que el baño del salón estaban en frente y corría el riesgo de que me pudiera pillar. Finalmente, Sara no me llegó a pillar por los pelos aunque a punto estuvo. Cuando terminé la clase, me preguntó si estaba solo en casa y le dije que si, acto seguido, le pregunté que porque lo decía y me dijo que simple curiosidad, al momento, vi como Sara le escribía un mensaje a María diciéndole que me había visto masturbarme a escondidas mientras hacía pis. Al ver el mensaje, ví que María estaba escribiéndole y le dijo:

    María: ¿en serio?

    Sara: como lo ves

    María: y Raúl sabe que le has visto

    Sara: creo que no

    Hasta ahí pude leer, al día siguiente, al llegar a clase, me encontré con Lourdes y me dijo que al terminar las clases querían quedar todas conmigo en mi casa si podía ser para hablar sobre un tema conmigo, pensé durante un momento sobre que tema querrían hablar conmigo hasta que caí en lo de la tarde anterior con Sara. Llegó la tarde, y sobre las cuatro mas o menos, todas llegaron a mi casa. Entonces, Sara le contó a las demás lo ocurrido la tarde anterior, con la idea de que al momento de contarlo se enfadarían, me equivoqué, entonces, al verlas a todas, se quedaron con la boca abierta y poco después se echaron a reir todas.

    — Continuará —

     

    Reencuentro con mis profesoras preferidas (2ª parte)
    Vota este relato

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *