Únete a nuestra comunidad entrando aquí. ¡Es gratis!

Caliente por mi hermanito


  • Hola de nuevo soy yo Ahomi, y hoy os quiero contar cómo me puse caliente por mi hermanito, jajajaja. Bueno, casi tengo 19 años y resido en la ciudad de Monterrey antes vivía en el estado de México pero por cosas me tuve que cambiar. Soy estudiante de universidad lo que pasa es que me metieron 1 año antes a la escuela por eso ya hoy en la prepa, vivo con mis padres en una casa un poco grande, de dos pisos y una terraza, ellos no son muy relevantes en la historia así que no importan sus detalles.
    Tengo un hermano un poco menor que yo (no daré su verdadero nombre así que lo llamare Iván) que es algo altanero y egocéntrico, siempre habla con sarcasmos y solo le importa su vida.
    Soy güerita, mido 1.69 de altura y estoy muy bien dotada por eso que me gusta mucho hacer ejercicio,
    Me encontraba un día en mi cuarto terminando unas tareas, mis padres salieron a comer y mi hermano seguramente estaba pegado a la Xbox jugando en línea con alguno de sus amigos; entre las tareas y la música me dio algo de hambre así que bajé a la cocina.
    Bajé y busqué algo para masticar mientras termino mis pendientes y en eso escucho ruidos extraños y decidí ir a ver que tanto hacia mi hermano; al llegar a su cuarto la puerta estaba cerrada pero fui silenciosa y me acerqué lo más posible para escuchar entre la puerta lo que sucedía.
    Solo escuché movimientos un poco bruscos y algunos gemidos ahogados y atiné a pensar que se estaba masturbando, pero la idea de que mi hermano estuviera haciendo eso mientras yo estaba fuera de su cuarto escuchándolo me daba un poco de asco y a la vez me sentía excitada.
    Pero ese asco se convirtió en morbo porque de un momento a otro pensé en lo que acababa de escuchar y me pregunté cómo sería el pene de mi hermano, para su edad supongo que será un tanto pequeño
    El pensar en el pene de mi hermano me hizo calentarme un poco, pero sabía que eso no estaba bien, es mi hermano menor y no es correcto así que para quitarme esos pensamientos y la calentura que llevaba me fui a dar una ducha, el agua fría y la espuma me relajaron, pero no lograba pensar en otra cosa; terminé mi ducha e intenté regresar a mis pendientes pero al llevar la ropa sucia al cesto noté que mi calzoncito cachetero que me había quitado la noche anterior no estaba, aunque todas las otras prendas que había llevado si estaban ahí.
    Intenté recordar si es que la puse en otro sitio y después fui a ver si mi madre la habría lavado aunque sería tonto pensar que solo lavara una prenda en lugar de llevarse todo el cesto de ropa y como es obvio no encontré nada en la lavadora así que mi mente tenía una última pregunta: ¿Habrá tomado la calzón cachetero mi hermano? Y justo con esa pregunta vino una que era aun más inquietante para mí: Cuándo lo escuché masturbándose, ¿lo estaría haciendo con mi calzón?
    Pensé que sería la opción más clara, ya que la prenda no estaba por ningún lado y mi hermano a esa edad empieza a explorar su sexualidad y sus hormonas están como locas, no sé por qué, pero en lugar de molestarme le di una excusa a la situación, mi hermano está experimentando y le debe causar mucho morbo el tener una prenda íntima usada y más si es de su propia hermana, entonces fue cuando pensé que si a mí me pasa con mi hermano seguro a más chavas les ha pasado, me fui a mi cuarto, cerré la puerta y me puse a investigar, encontré algunas preguntas que hacían chavas con situaciones parecidas, algunas preguntaban si era normal que eso pasara, otras preguntaban si estaba bien intentar algo mas con sus hermanos pero las respuestas de los usuarios eran las mismas.
    Ya que eso no me ayudó en nada busqué más cosas pero no hay información que sea relevante porque no es como una enfermedad ni nada de eso, simplemente es una situación de atracción por algún miembro de tu familia que se da en muchos casos y pensé que si quiero respuestas las tengo que buscar yo misma sin recurrir a internet.
    Salí del cuarto y fui a ver a mi hermano. Era arriesgado, pero tenía que preguntarle si había visto mi panty solo para ver cómo reaccionaba.
    Toqué la puerta y le dije que si podía pasar, me abrió la puerta y me pregunto qué quería con su manera sarcástica de hablar.
    -Oye –comenté-, ¿no sabes si mamá lavó la ropa hoy? Es que me da pena decirlo pero no encuentro mi cachetero que dejé en el cesto de ropa anoche y se me hace raro que no este.
    El me preguntó ¿cachetero? A lo que yo le contesté “sí mi, calzón cachetero”.
    Inmediatamente noté que mi hermano se puso nervioso y muy colorado, era obvio que la tenía y lo más probable es que la hubiese utilizado como yo pensaba, lo que me causó un morbo grande y a la vez un halago enorme, el saber que tu hermano te encuentra atractiva y sexy es lindo, pero no le iba a demostrar que pensaba eso, tenía que sostener mi incredulidad y hacerle creer que no sospechaba de él para no espantarlo.
    Me dijo que mamá no había lavado la ropa y que no sabía nada de mi ropa, que él tenía cosas más importantes que hacer que estar fijándose en lo que pasa con los demás, una respuesta grosera que me hubiera molestado si no supiera que él tiene mi cachetero y solo atiné a decirle que lo seguiría buscando y me fui a mi cuarto.
    Continúe con mis tareas y terminé justo cuando llegaron mis padres, trajeron comida preparada y nos pusimos a cenar, acabo mi padre primero que todos y se fue a dormir porque trabaja temprano y ya eran más de las 10:00 pm, en eso le pregunté a mi madre lo mismo que a mi hermano en la tarde.
    Me negó con la cabeza mientras tomaba de su vaso y después me dijo que debía tener más cuidado dónde dejo mi ropa y más si es íntima, que hay hombres en la casa y eso está mal para una señorita como yo, (en mi mente solo pensaba que lo de señorita se perdió hacía un par de años y sonreí recordando lo que pasó esa noche con mi ex). Le dije que tendría más cuidado y me puse a lavar los platos y al terminar me fui directo a dormir.
    Como siempre, para ir a la universidad me desperté muy temprano, me arreglé y acomodé mis cosas para irme pero justo antes de salir de mi cuarto percibí un olor a humedad que me disgustó y busqué de donde provenía, hasta que di con el cesto de ropa sucia, busqué entre la ropa para ver cuál era la que olía así y me encontré casi al final del cesto algo que me dejó en shock por unos segundos.
    Mi cachetero estaba entre varias blusas, estaba enrollada y húmeda, solo había una respuesta a eso: mi hermano la usó y la ensució así que la tuvo que lavar, aunque solo fuera mojarla para que no se notara la mancha en la tela seca, después del shock noté que me gustó ver ahí mi calzoncito, no sólo porque es una de mis favoritas sino porque el que mi hermano la usara me calentaba la cabeza y algo más, así que decidí guardarla para que no oliera mal el cuarto y me fui a la uni.

    Mojada y caliente por mi hermanito

    En todas las clases no paré de imaginar mi cachetero y a mi hermano usándola, limpiándose con ella, pensando en mí y sentí como se me humedeció la entrepierna, tuve que ir varias veces al baño para limpiarme lo más que podía para no oler tan mal.
    Acabando las clases me fui directo a mi casa sin despedirme de mi novio al cual no tomé en cuenta en todo el día, estaba deseosa de ver a mi hermano y de saber si es que tomó esta vez una de mis tangas.
    Al llegar noté que no estaba y me ingenié un plan para que tomara mi tanga que usé todo el día y que humedecí varias veces, olía a vagina, a mujer, a sexo, eso me calentaba de sobremanera y más si mi plan funcionaba.
    Dejé mi tanga sucia en el cesto un poco tapada para que no fuera tan obvio y me fui a casa de una amiga, llamé a mi hermano y le pregunté que donde estaba, me dijo que en casa, había llegado hacia unos minutos y le dije que yo estaba con una amiga, si preguntaban mis padres, llegaría en una hora aprox. Me contestó de una manera extraña para como es, me dijo que estaba bien y que me cuidase.
    ¿Mi hermano preocupándose por mi?, eso me agradó pero no sabía cómo tomarlo, tal vez ya hubiese visto mi tanga y por cómo estaba se puso de buen humor, o no sé pero tenía que saber qué pasaba así que me fui directo a casa apenas colgó, pero traté de ser sigilosa y que no me viera ni escuchara llegar, abrí la puerta con cuidado y subí las escaleras.
    Le dije que tardaría una hora y no habían pasado ni 30 minutos, así que estaría despreocupado porque nadie llegaría hasta tarde o le avisarían si es que ya llegasen, y eso lo llevó a dejar la puerta de su cuarto abierta, la mía también estaba abierta y antes de ir a verlo me aseguré de que mi tanga no estuviera ahí.
    Como lo esperaba, la tanga desapareció y eso me volvió loca, pensar que mi hermano estuviera en ese momento olfateando mi tanga con mi olor impregnado me excitó y me llenó de valor, fui directo a su cuarto a afrontarlo y esperaba lo peor.
    Me asomé rápidamente y lo vi, ahí estaba él, acostado completamente desnudo, por primera vez veo su pene, es algo delgado pero bastante largo, eso me encantó, pero lo que me mató fue ver que en su mano izquierda tenía mi tanga, la tenía acomodada para que la parte donde queda mi vagina quedara en su palma, la acercaba a su nariz mientras acariciaba su largo pene, la escena era muy excitante. Estaba tremendamente caliente por mi hermanito, mas no quería romper esa imagen, pero sabía que si lo dejaba así no me atrevería a nada después así que entré al cuarto y ahí empezó todo.
    Luego les cuento cómo voy con lo de mi hermana <3

    Caliente por mi hermanito
    3 (60%) 9 votes

    3 thoughts on “Caliente por mi hermanito”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *