Entra en nuestras webcams de sexo. ¡Registro gratuito!

El sexo online, una forma de sexo gratis y sin compromiso

Hola chicos y chicas, de nuevo me animo a escribir un breve relato o historia que me pasó hace ya unos meses, cuando empecé a tener sexo con desconocidos mediante la webcam y una máscara para guardar mi anonimato en la gran Internet.

No me considero una persona tímida, pero por respeto a mi familia y amigos prefiero protegerme de estúpidos comentarios que puedan dar algunos conocidos, y es por eso que empecé a utilizar, y a día de hoy sigo utilizando, una máscara cuando practico sexo online con mi webcam.

No voy a hacer publicidad de ningún tipo para que me publiquen aquí en sexoescrito.com este relato, así que llamaré plataforma de sexcams  a la página dónde comencé a retransmitir con mi webcam.

Todo comenzó cuando una tarde estábamos hablando en un parque mi amigo Fran y yo. Empezamos a hablar de sexo como acostumbrábamos a hacer cuando estábamos a solas. Es extraño porque para mí Fran siempre ha sido un buen amigo y aunque es bastante atractivo nunca hemos tenido sexo juntos, ni siquiera nos hemos enrollado.

De repente Fran empezó a hablarme de una plataforma de sexcams que había descubierto la noche anterior, buscando material para pajearse, como él dice que acostumbra a hacer siempre antes de acostarse. Me comentó la cantidad de chicas y chicos que retransmitían en esa plataforma de sexcams, desde sus casas por webcam practicando sexo con desconocidos de forma gratuita, donde los usuarios que conectaban con su perfil podían hablar con ellos y fantasear juntos. Rápidamente sentí curiosidad, ya que nunca había practicado sexo online por web cam. Para mí era algo nuevo eso de practicar sexo por Internet y lo tenía probar.

Esa misma tarde al llegar a casa después de pasar toda la tarde con Fran hablando de sexo y otras cosas de la vida, decidí coger la webcam de mi hermano e instalarla en el ordenador de mi habitación. Tras buscar esa plataforma de sexcams en Google y registrarme, empecé a investigar sobre cómo funcionaba aquello. La verdad es que era bastante fácil, apenas había que conectar la webcam y empezar a retransmitir y a hablar con desconocidos.

La idea de practicar algo que para mi sería nuevo me excitaba bastante. Rápidamente empecé a ver las webcams de otras personas. Sexcams de chicos, Sexcams de chicas y Sexcams de parejas teniendo sexo en público de forma online. Miles de personas hablando y compartiendo esto del sexo que tanto nos gusta a muchos.

Cuando me aseguré de que la puerta de mi habitación estuviese bien cerrada, decidí probar suerte y empezar a conocer gente en esa plataforma web. Me puse un nick distinto a mi nombre para que ningún conocido me reconociese y decidí utilizar una máscara o antifaz que tenía en mi habitación y que era de una antigua fiesta de amigas. Así, si me encontraba en aquella plataforma a Fran conectado o a cualquier conocido o familia, ellos no me reconocerían. Esa misma noche estuve chateando sobre sexo con varios desconocidos, mientras iba soltándome y poniéndome bastante cachonda.

Una pareja con las que estuve hablando como 15 minutos mientras practicaban sexo oral entre ellos y se turnaban en el ordenador me pusieron muy cachonda, yo iba tocándome, masturbándome suavemente mientras notaba todo cada vez más lubricado.

Empezaba a necesitar una buena polla que me penetrara, pero en el sexo online no hay nada físico, sino que hay que jugar con la imaginación bastante. Pensando en tener una buena polla a mano decidí entrar a las salas de chicos con webcam y grande fue mi sorpresa al ver de las primeras webcams a Fran, semitumbado con un buen primer plano de su gran polla, cogida con una mano mientras con la otra mano escribía respondiendo a las personas de la sala de chat. Me puse nerviosa al principio sin saber cómo reaccionar, pero enseguida recordé que estaba usando un nick o pseudónimo que nadie conocería, además de mi máscara que hacía irreconocible mi rostro.

Estaba muy cachonda después de estar hablando con aquella pareja un buen rato, pero más cachonda y excitada me puse al verle el rabo a Fran. Siempre había pensado en cómo sería de tamaño y grosor. He de reconocer que soy una chica con bastante imaginación y más de una vez había imaginado su polla mientras me masturbaba en mi habitación. Empecé a hablar con él, haciéndome pasar por una desconocida anónima. A petición suya le compartí mi webcam por lo que los dos nos veíamos mientras hablábamos escribiendo por chat.

Empezamos a hablar de fantasías sexuales, parecido como hacíamos otras veces en persona como amigos íntimos que siempre hemos sido, pero esta vez de forma anónima ya que él no sabía que yo era Laura, empezamos a hablar con más detalles. Me empezó a contar que le gustaba, cuales eran sus fantasías sexuales más secretas.

Yo aprovechándome de mi anonimato también el conté todo tipo de fantasías que tenía. Mientras él se masturbaba, yo hacía lo mismo frotándome el clítoris suavemente con la mano que tenía libre. Estaba completamente desnuda, sin sujetador y solo con las braguitas algo húmedas que las tenía apartadas a un lado para poder masturbarme directamente. Muy cachonda mientras veía esa gran polla, decidí sacar mi juguete erótico favorito del armario. Un vibrador de 20 centímetros que tenía de hacía un tiempo. Sí, hacía tiempo que había cambiado el osito de peluche por una buena polla de plástico, es algo que recomiendo a cualquiera para desahogarse.

Ajusté la webcam enfocándola a mi coñito mientras empezaba a jugar con el vibrador sobre mis labios menores. Algo que debió de gustarle a Fran ya que solo hablaba conmigo, ignorando al resto en la otra sala. Él, muy excitado al ver cómo yo jugaba con el vibrador introduciéndolo y sacándolo de mi chochito húmedo, empezó a masturbarse con más intensidad, a la vez que escribía con su otra mano lo mucho que le gustaba mi chochito.

Tras unos minutos masturbándonos los dos, escribiéndonos lo mucho que nos gustaba el sexo del otro y el deseo que teníamos en ese momento, él eyaculó fuertemente. Incluso salpicó la webcam ya que se podía ver una pequeña gotita en la pantalla de su webcam.

Yo en ese momento estaba a punto de tener un orgasmo, pero rápidamente se me cortó ya que tras eyacular y limpiarse rápidamente acercó su cara a su webcam y guiñó un ojo a la vez que escribía “ha sido mejor de lo que esperaba, Laura”.

Aquello me dejó sin saber cómo reaccionar. Me dio una vergüenza grandísima ya que pensaba que él no sabía que era yo. ¿Cómo pudo saberlo? Le había dicho todas mis fantasías secretas más secretas. De los mismos nervios apagué el Pc.

Al rato, me llegó un Whatsapp al móvil de Fran, donde me decía que no pasaba nada. Que había reconocido mi habitación y fue entonces cuando pensó que sería yo. Hablando con él por whatsapp me calmé, y al poco tiempo estábamos los dos riéndonos de la experiencia. Los dos seguimos tan amigos como siempre, aunque nunca hemos vuelto a hablar de aquel momento de sexo online por webcam. A día de hoy seguimos sin tener sexo entre nosotros o de enrollarnos. aunque he de admitir que me gustaría probar esa gran polla que tiene Fran.

Al tiempo decidí tomarme una pequeña venganza sobre Fran, por haber seguido fingiendo no conocerme hasta que terminó eyaculando sobre su webcam. Pero esa venganza la dejaré para otro relato.

 

 

El sexo online, una forma de sexo gratis y sin compromiso
5 (100%) 3 votes

15 thoughts on “El sexo online, una forma de sexo gratis y sin compromiso”

  1. @jrxx no sé las demás chicas pero yo no pago nada ni sé de que este sitio pague, pero el de las webcams si que te permite ganar algo de dinero emitiendo, es gratis pero tiene funciones premium como otros sitios del estilo.

    Gracias @Fran24Cm cuando quieras agrégame y te hablo cuando esté conectada 😉

  2. Lindo relato, y con un final bastsnte inesperado pero bueno. Me dejaste bastnte prendido Laura, así me gusta leer los relatos 😉 espero que subas otro nuevo muy pronto.

  3. Me gusta la manera en la que escribes. Tu relato es muy llamativo y los giros que se dieron fueron perfectamente descritos. Te felicito. Ojalá sigas haciendo lo del chat por Webcam, me gustaría saber cual es. Un abrazo grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *