Invítanos a café y contribuye al mantenimiento y mejora de SexoEscrito.com

Quizás me gustaría que hubiera un algo de sorpresa. Una sutil novedad en el aire quieto de la habitación. Pero no puedes evitar anunciarte. Te gusta pisar fuerte, con autoridad. La llave encaja siempre en la cerradura como si tuviese el don de la infalibilidad. Sigo leyendo mientras caminas por el salón, vasto y casi vacío. También cuando juras porqueContinuar leyendo »

Estábamos en una fiesta, habíamos bebido en exceso y la calentura de mi novia y mi prima se notaba, una me metía la mano y me tocaba la verga y la otra me restregaba el culo de una forma deliciosa; la fiesta terminó y nos fuimos a casa de mi prima, pues era la más cercana. Ella solo vivía conContinuar leyendo »

Llegó a su casa sucia, despeinada, revolcada y con su ropa interior rota. No se sentía victimizada ni perjudicada por la experiencia vivida; tampoco sentía que había estado expuesta a ser violada o maltratada. Simplemente se sentía frustrada porque había sentido aquel pene rozando sus intimidades más sensibles; había sentido un gran placer por aquellos roces y hasta había experimentadoContinuar leyendo »