Si compartes SexoEscrito.com entre tus contactos, ¡ligarás más!

Estábamos en una fiesta, habíamos bebido en exceso y la calentura de mi novia y mi prima se notaba, una me metía la mano y me tocaba la verga y la otra me restregaba el culo de una forma deliciosa; la fiesta terminó y nos fuimos a casa de mi prima, pues era la más cercana. Ella solo vivía conContinuar leyendo »

Llegó a su casa sucia, despeinada, revolcada y con su ropa interior rota. No se sentía victimizada ni perjudicada por la experiencia vivida; tampoco sentía que había estado expuesta a ser violada o maltratada. Simplemente se sentía frustrada porque había sentido aquel pene rozando sus intimidades más sensibles; había sentido un gran placer por aquellos roces y hasta había experimentadoContinuar leyendo »

Después de lo sucedido esa mañana de sexo intenso (en los dos relatos de sexo anteriores), estaba muy intranquila, casi alienada en mi mente. Solo podía pensar en ese sexo intenso. Durante la clase de Economía solo veía ante mí imágenes cortadas, sus manos tocándome muy profundo, sus besos hambrientos y nuestros cuerpos sudorosos, refregándose el uno contra el otro…Continuar leyendo »