¡Qué Calor!

    Siento como el calor espesa el aire, ya no circula ni un poco de brisa en la habitación, incluso con la ventana abierta de par en par. La noche es silenciosa, casi tensa, solo se percibe el sonido nuestra respiración. Paso la mano por mi cabello para retirar un poco de sudor,  siento como una gota pequeña se escapa y comienza a deslizarse  por mi rostro, cae a mis hombros hasta llegar a la clavícula, desde ahí lentamente se escurre por mi pecho. Veo que tu mirada la persigue atentamente bajo la tenue luz de las velas, hasta que llega al límite de mi pequeño y suave pezón café, que comienza a erizarse nuevamente bajo el efecto de tu intensa mirada. Tal vez la memoria de mi cuerpo sabe lo que sigue y se anticipa a tu llegada. En efecto te mueves rápido como un gato y te lanzas...
Continuar leyendo
  290 Visualizaciones
  0 Comentarios
290 Visualizaciones
0 Comentarios

Desnudándose ante él

Pequeña y temblorosa se sentía al comienzo, mientras él la besaba suavemente por el cuello, desde atrás; aunque esto pronto cambiaría. Gradualmente según la excitación iba aumentando, la pequeña Marta ganaba firmeza en sus temblorosas manos, y dejándose llevar por la excitación del cálido aliento en su cuello, aun de espaldas a ese hombre que la agarraba fuertemente de un brazo, deslizó su palma por el pantalón de dicho individuo. Su instinto la guiaba a encontrar algo más de calor; a dejarse llevar mientras dejaba volar su imaginación. Sintiendo pequeños mordiscos por su cuello cuello, Marta, mientras masajeaba aquel grande y duro bulto, comenzaba a gemir de excitación; frotando rodilla con rodilla, muslo con muslo y humedeciendo sus bragas. En un brusco gesto, aquel ser liberaba su brazo y pasaba a agarrarla fuertemente de la cintura entre roces de aquel gran y duro bulto contra su trasero. Marta, inundada por la excitación del...
Continuar leyendo
  487 Visualizaciones
  4 Comentarios
487 Visualizaciones
4 Comentarios