Desnudándose ante él

Pequeña y temblorosa se sentía al comienzo, mientras él la besaba suavemente por el cuello, desde atrás; aunque esto pronto cambiaría. Gradualmente según la excitación iba aumentando, la pequeña Marta ganaba firmeza en sus temblorosas manos, y dejándose llevar por la excitación del cálido aliento en su cuello, aun de espaldas a ese hombre que la agarraba fuertemente de un brazo, deslizó su palma por el pantalón de dicho individuo. Su instinto la guiaba a encontrar algo más de calor; a dejarse llevar mientras dejaba volar su imaginación. Sintiendo pequeños mordiscos por su cuello cuello, Marta, mientras masajeaba aquel grande y duro bulto, comenzaba a gemir de excitación; frotando rodilla con rodilla, muslo con muslo y humedeciendo sus bragas. En un brusco gesto, aquel ser liberaba su brazo y pasaba a agarrarla fuertemente de la cintura entre roces de aquel gran y duro bulto contra su trasero. Marta, inundada por la excitación...
Continuar leyendo
  65 Visualizaciones
  4 Comentarios
65 Visualizaciones
4 Comentarios