Sexo duro con voyeurs mirando

Es blanco pero tostado y de ojos verdes, de 50 años quizás, se ve duro, bajo, pelo corto y tieso y todos lo tratan con respeto. De verdad siempre me gustó. Sus manos son toscas, pero cuidadas. Esa noche, después de jugar a las cartas con otros amigos, salimos a la terraza de la casa de la playa a tomar un trago. Nos dimos unos besitos y entramos a su dormitorio por la cocina. Se sentó en el borde de la cama, me puso de pie frente a él y comenzó a desabrocharme la blusa, a sacarme el brasier. Yo sentía sus manos acariciarme la espalda y su lengua y sus dientes en mis pezones me daban escalofríos de rico. Me hizo atrás, me desabrochó el pantalón y me dejó frente a él, sola con mis pantaletas. Pensé si estarían húmedas, pues no tenía protección... Luego me tomó de la...
Continuar leyendo
  40 Visualizaciones
  0 Comentarios
40 Visualizaciones
0 Comentarios

La Profesora de Piano 2

Anteriormente: La Profesora de Piano María, la profesora de piano, y Ana, su pupila, vuelven a entregarse al placer entre mujeres. Otra semana, otro día y otra lección. Cada tecla que tocaba era una nota que emitía. Cada nota era parte una partitura. Una partitura para una música que invadía el departamento. Al llegar al final la música acabo y reino el silencio por un instante. Hasta que lo invadió el sonido del aplauso de una única persona. -Muy bien Ana, lo has hecho bien, -Felicitó María a su querida alumna. -Gracias profe...María-Dijo La aludida sonriendo tímidamente. Hacia solo dos semanas que habían hecho el amor por primera vez. Durante siete días no habían tenido contacto alguno. Tiempo en el que Ana dudo de volver a las clases. Tomo la decisión, tras mucho meditarlo, de faltar a la clase de la semana anterior. Con la idea de cortar y no ver...
Continuar leyendo
  34 Visualizaciones
  0 Comentarios
34 Visualizaciones
0 Comentarios

Zofia Prisionera y Maniatada 2

 Anteriormente... La sesión de sexo entre Claudio y Zofia sigue. Ahora con más correas, collares y nalgadas. Claudio abrió, de una patada, la puerta de la habitación. Las ventanas cerradas le hacían que la misma estuviera bastante oscura. Sobre su hombro, como si fuera una bolsa, cargaba a Zofia. Con la boca tapada, las manos atadas detrás de la espalda, sin bombacha/bragas ni calzado. Zofia dio un vistazo a la habitación. Junto a la puerta una mesa con unas correas, pañuelos, esposas y unas cajas. Contra la pared de la izquierda, apenas entrar, una cama y al lado una colchoneta en el suelo. La pared de enfrente estaba, en una gran parte, acolchada y tenía clavada una serie de argollas y barras horizontales y verticales. Contra la pared de la derecha, en frente de la de la cama, había un potro de gimnasia. Y en el suelo del centro varias...
Continuar leyendo
  32 Visualizaciones
  0 Comentarios
32 Visualizaciones
0 Comentarios

En el coche

Quité el contacto del coche y se apagaron las luces. La única iluminación que teníamos era la de la luna, que aunque sin estar llena, hacía que la visibilidad en el interior del coche fuera más de la deseada.Lo habíamos hablado varias veces y nunca nos habíamos decidido a hacerlo, ni en la época de nuestros inicios, cuando no teníamos lugar para bajar la calentura que nos entraba cuando quedábamos para vernos. Nunca, quizás una vez, habíamos utilizado el coche para disfrutar el uno del otro y tras varios años juntos y después de una cena bañada por un par de botellas de vino, nos decidimos medio en broma medio en serio a coger el coche y plantarnos en el campo, entre los árboles, en un lugar en el que las parejas, más jóvenes que nosotros, solían frecuentar para desfogar sus tensiones y deseos. Bajamos del coche y tras echar...
Continuar leyendo
  18 Visualizaciones
  0 Comentarios
18 Visualizaciones
0 Comentarios

Sexo duro: Educando y exhibiendo a Marta

Mi boca hizo una mueca de súbita sonrisa incontrolada. Marta estaba allí. Había accedido finalmente. Había comprendido la realidad: que hoy, y quizás por más tiempo, sería mía sin remedio. Me acerqué a recibirla. Habíamos estado hablando el día anterior. Si accedía a venir, lo haría en condición de sumisión a las formas de placer en las que yo la quisiera introducir. Nada desagradable para ella, pues de sobra sabía que cada vez que se abandonó a lo que mi voluntad juzgase oportuno, el resultado no fue otro que placer a raudales y una total confianza en el bienestar de su sexo junto a mí. Yo, por mi parte, casi no cabía en mí de gozo cuando recibí su mensaje de confirmación. Así pues, avancé, observándola. Sus pantalones blancos bien llenados por la casi divina abundancia de sus muslos titubearon brevemente, antes de aproximarse a mí. Me recibió con timidez....
Continuar leyendo
  15 Visualizaciones
  0 Comentarios
15 Visualizaciones
0 Comentarios

Fantasía erótica oscura. La eterna mirada

Más que verlo o escucharlo, lo sentí llegar. Apenas cruzó el umbral, su presencia lo llenó todo como una corriente de aire helado, erizando mi piel ante la expectativa, una sombra que envolvía todo a mi alrededor. Tirada en el sillón, levanté la vista para observarlo mientras se acercaba. Descaradamente lo recorrí con la mirada. Puedo sentir las llamas de la excitación lamiéndome toda desde adentro. A su lado me siento pequeña, casi frágil, eso no es fácil de conseguir en mi caso. Los dedos me cosquillean con las ansias de arrancarle la ropa allí mismo, no dejarlo dar un paso más y tomarlo para mí. Cuando llego a sus ojos veo el hastío y el odio, espejos para los demonios que me susurran historias sobre las promesas de esa oscuridad. Sostengo la mirada y no hago nada por contener la sonrisa dibujándose en mis labios mientras mis perversidades se retuercen de felicidad,...
Continuar leyendo
  27 Visualizaciones
  0 Comentarios
27 Visualizaciones
0 Comentarios

Un día cualquiera en la playa...

Ese día nos encontrábamos en La Barra, una formación rocosa de la playa que se adentraba en el mar, en una de esas "piscinas naturales", y por suerte, no había nadie alrededor de nosotros. Ese día, aunque caluroso, estaba nublado en la ciudad, así que en la misma playa no había demasiadas personas, prácticamente los que vivían alrededor y que solían pasar las tardes en la playa leyendo o jugando a las palas. Y nosotros...bueno, preferimos descansar apoyados contra la pared rocosa cansados de nadar para llegar allí y hablar durante un rato antes de volver, con el agua cubriéndonos hasta el pecho. Ella llevaba ese bikini negro que tanto me encantaba, era simple, sin adornos, pero le hacían resaltar sus generosos pechos, y eran prácticamente del mismo color que su pelo. Recostada a mi lado, tenía unas buenas vistas de ellos, y no dejaba de mirarlos, y sabía que ella...
Continuar leyendo
  23 Visualizaciones
  0 Comentarios
23 Visualizaciones
0 Comentarios

Historias De Oficina-1-

Esta es la primera parte de la serie, me gustaría que comenten y puntúen mis relatos eróticos, pues eso me motiva mucho para seguir escribiendo. Si tienen alguna sugerencia o solo desean hablarme pueden contactar conmigo por privado. Capítulo 1 (Mariza) Aquella mañana me desperté muy cansado, de forma perezosa fui al baño me lave la cara y me mire en el espejo, contemplando mi rostro durante varios minutos, esta situación debía cambiar de una vez….pasaron ya 2 años me dije. El camino hacia la compañía estuvo repleto de incansables llamadas de Lorena, cuando papa vivía ella era su mano derecha ahora que el ya no está me aconseja a mi sobre cómo debo actuar, después de tantos años a mi lado me resultaba increíble que nunca se hubiera ido ya que realmente es ella quien se esforzaba por mantener el intachable nombre de las compañías Vask, cuando llegue a...
Continuar leyendo
  17 Visualizaciones
  0 Comentarios
17 Visualizaciones
0 Comentarios

La zorra de Karla cumplió mi fantasía erótica

En esta historia el protagonista no soy yo, es mi esposa. Para ponerles en contexto debo decirles que mi esposa Karla y yo somos una pareja, digámoslo así, muy liberal en cuestión de sexo. Cuando la conocí sabía que con ella el tema de la monogamia no iba a funcionar, así que me enamoré y me adapté. Sé que a ella le gusta el sexo con otros hombres y a mí encanta estar con otras mujeres, así que cada uno tiene su espacio y su tiempo. Por regla general no nos contamos las experiencias que tenemos fuera del matrimonio, pero a veces si la situación fue muy especial y vale la pena hablarlo... ¿Por qué no? Un día Karla me oyó hablar con un amigo sobre una fantasía erótica que tenía yo. Mi fantasía es que una mujer me pague por tener sexo y me trate como a la más guarra...
Continuar leyendo
  26 Visualizaciones
  0 Comentarios
26 Visualizaciones
0 Comentarios

La Donacion de Semen 3

Anteriormente: La Donación de Semen 2 Ahora la enfermera, de 110 centímetros de senos (talla 36DD), recibe una grata sorpresa en el ascensor. Un sexo anal inesperado . Otro día más termina en la clínica. La enfermera; de cabello negro corto, arrebatadora sonrisa y pechos generosos; se disponer a terminar su día de trabajo. Tras realizar un papeleo final en su escritorio se dispone a volver a su casa. Como no tiene, ni ganas, de hacer el camino por las escaleras, para bajar a la planta baja, decide usar el ascensor. Sube en el tercer piso y comienza a bajar hasta la planta baja. Se detiene en el segundo piso y entra un hombre. Se para a su izquierda. Ella lo mira un instante, lo conoce, se llama Alberto. Es un hombre de unos treinta años, calvo y algo fornido. A la mujer le parece guapo. Más de una vez, le...
Continuar leyendo
  33 Visualizaciones
  0 Comentarios
33 Visualizaciones
0 Comentarios