Convirtiéndose en mi Hembra (Capítulo 5)

CAPÍTULO 5 No encuentro otra manera de referirme a ella sino como "Mi Mujer". Es un término sumamente impreciso. Ella no es mía. Y por supuesto, yo no soy suyo. ¿Porqué le llamo "Mi Mujer" o "Mi Hembra"? ¡Vaya usted a saber! No vivimos juntos. No estamos casados. Hemos sido promiscuos, ambos.   Aún así, el vínculo que me une a ella existe y es sólido. Sólo con ella tengo hijos. Ella es la confidente de todos mis secretos y ella no me oculta nada a mi. Bueno, aunque se toma su tiempo para contarme algunas cosas. Fue en su temprana juventud comparable a una criatura salvaje, hija de la lujuria y lo más fácil sería descartarla; desecharla. deslegitimarla. ¿Cómo puede alguien que se respete a sí mismo tener hijos con una mujer así?   Pero más bien yo me pregunto: ¿Cómo podría no hacerlo? Es una mujer exitosa. Ha logrado...
Continuar leyendo
  52 Visualizaciones
  0 Comentarios
52 Visualizaciones
0 Comentarios

Convirtiéndose en Mi Hembra. Cuarta parte

Una vez que comienza un proceso, de la naturaleza que sea, es poco probable poder detenerlo. Yo digo que es Mi Hembra, pero en realidad ella no tiene dueño. Ni pretende ni le interesa ser dueña de nadie. El proceso que ella vivió para convertirse en mujer, fue sumamente rápido, intenso y con muchas cosas completamente diferentes. Pasó de jugar pelota en la calle con sus amigos, a ser el objeto de manoseos y lujurias, a excitarse con solo pensar o recordar algo, a ser montada, aunque de manera fallida, como perra en celo por un macho dominante que impuso su autoridad sobre los demás machos y la poseyó sin desvirgarla. De ese punto pasó a aislarse en su mundo, a sentirse frustrada por no haber concretado el deseo a gritos que le ocasionaban sus genes y sus hormonas, y a soportar la acumulación de una presión que no tenía válvula...
Continuar leyendo
  56 Visualizaciones
  0 Comentarios
56 Visualizaciones
0 Comentarios

Convirtiéndose en mi Hembra (Tercera Parte)

La experiencia de haber estado a punto de ser montada marcó para siempre su existencia. En ese tiempo, aún sin comprenderlo del todo bien, sintió la urgencia de sentir. Le urgía sentir lo físico, el tacto, el calor, el deseo ajeno por ella. No pensaba en amor de pareja. No comprendía el alcance de algo tan a largo plazo. Su urgencia era actual. Era presente. Ella sabía también que para saciarse, no tendría que hacer más que salir a buscar a sus amigos. Le tentaba la idea de ser poseída como hembra salvaje, como la alfa entre las hembras de una manada de lobos hambrientos. Sin embargo, se rehusaba. La inexperiencia de todos; la incomodidad del duro y sucio suelo; y la imposibilidad de hacer algo a su gusto con ellos más allá de ser tratada como perra en celo, superó con creces el posible placer de que la cogieran todos,...
Continuar leyendo
  61 Visualizaciones
  0 Comentarios
61 Visualizaciones
0 Comentarios

Convirtiéndose en mi hembra (SEGUNDA PARTE)

 Ella se reunía todas las tardes con sus amigos y vecinos del barrio y eventualmente comenzaron a explorar los terrenos circundantes a su comunidad. Las ruinas de un edificio oculto a la vista de todos, se convirtió en el escenario de lujuriosos juegos en los que ella era la reina de la jauría. Y es que esos juegos comenzaron turnándose cada uno para internarse en las ruinas donde los demás no los miraran y cada uno la besaba y la manoseaban. Aunque ni ella ni sus amigos tenían inocencia, todos carecían de la picardía y del conocimiento necesarios para sostener un encuentro sexual hacia sus más elevados momentos. Más bien esas prácticas resultaron espontáneas y accidentales sesiones de lujuria. Ella y sus amigos, aunque en edad fértil y desarrollados, eran ingenuos. A pesar de ser capaces de disfrutar una erección, eran incompetentes en los asuntos que son, bueno, de hombres. Solo...
Continuar leyendo
  59 Visualizaciones
  0 Comentarios
59 Visualizaciones
0 Comentarios

Masajes sensuales a mi cuñada

Me casé con mi novia, ella es una chica realmente hermosa, de piel blanca y cabello como de oro, sus ojos y todo lo de ella es hermoso, tomando en cuenta que tiene un trasero espectacular, grande y redondo, que se conjuga realmente bien con sus firmes piernas. Sus características son totalmente naturales, y es la razón por la cual sus hermanas también son así, muy parecidas, aunque sinceramente, la mayor tiene un trasero de mayor proporciones, que sinceramente creo que es perfecto. Hago estas descripciones, porque creo que la vida es un constante flujo de acontecimientos extraños que sin lógica suceden, y cuando pasan no hay justificación para las cosas que llegan a sentirse, es decir, ¿por qué mi cuñada tiene que ser tan atractiva a mis ojos si mi esposa es físicamente como ella y es mejor persona? Es increíble, ¿no? Pero así solemos ser los humanos, contradictorios en...
Continuar leyendo
  67 Visualizaciones
  0 Comentarios
67 Visualizaciones
0 Comentarios

mi cuñada/ primera parte

hola,Este relato erótico, es parte de la vida, si ,la vida que aconteció unas de las tantas mañanas, días en que tuve que contener hasta más no poder, y fue así:Siempre al regresar de jugar futbol, lo hacia a ultima hora de la noche, por lo que me toco jugar de 23-24 horas, respectivamente, llegaba cansado a mi casa, pero siempre mi cuñada, (alojada por unos dias en mi casa,)  estaba en el comedor, viendo la TV. sentada en la mesa, o haciendo cualquier cosa, yo, me duchaba, me lavaba la boca, salia bien duchado, a tomar un poco de agua sentado en la mesa del comedor o simplemente para ver un poquito la tv. mientras tomaba algo, mi cuñada siempre me charlaba, de lo que había hecho deporte, un dia de estos, me golpeo la pelota la pierna, tenia un moretón por la parte interna a la altura del fémur,...
Continuar leyendo
  48 Visualizaciones
  0 Comentarios
48 Visualizaciones
0 Comentarios

Sexo en el cine con otro hombre

No hay palabras para describir mi fascinación personal por la ropa interior femenina. Hace poco compré una tanga, sí, un hombre mayor, que se supone ya establecido, con sus convicciones firmes, finalmente me animé a adquirir y usar una prenda de uso prohibido para mí. Al vestirla, me sentí transportado a otra dimensión, a algo que nunca pude imaginar antes, pero que ya intuía, al ver cada prenda puesta en mi mujer, o al verlas en películas porno. Las tangas, los ligueros, las medias, todo eso me fascina, me hace entrever horizontes de placer y goce nunca sentidos, que estoy empezando a vislumbrar al momento de usarla. Fue en un momento de calentura, o tal vez de jotería, que me animé a comprar la prenda en cuestión. Llegué a la tienda y soporté las miradas, tanto de las clientas, como de la dependienta, que me miraban fijamente, como preguntando: "¿qué demonios...
Continuar leyendo
  45 Visualizaciones
  0 Comentarios
45 Visualizaciones
0 Comentarios

Humillada por mi amo para educarme

Soy humillada por mi amo para educarme, sí . Según él la humillación me hace más humilde y me enseña cuál es mi naturaleza y mi lugar.Este es mi primer relato y lo escribo por orden de mi amo para que me sirva para entenderme mejor a mí misma. Por supuesto, es enteramente real y lo que vivo día a día desde que acepté ser su aprendiz de sumisa.En otro relato contaré cómo llegamos a este punto pero ahora solo hablaré de la humillación. La primera forma de en la que fui humillada fue cuando tiró todas mis bragas, tangas y sujetadores. En casa debo estar siempre desnuda o, si vienen visitas con una batita de raso corta, como mucho. En la calle mi obligación es llevar faldas muy cortas, camisetas ajustadas y nada debajo por supuesto. Solo el hecho de permanecer todo el día sin ropa interior me hace sentir completamente vulnerable y,...
Continuar leyendo
  37 Visualizaciones
  0 Comentarios
37 Visualizaciones
0 Comentarios

Calientes en el Autobus

Microrrelato erótico: calientes en el bus Era un día de verano, y mi esposa y yo nos fuimos con un grupo de excursión. Sin ninguna intención, pues todavía no estábamos ni calientes ni nada, decidimos sentarnos en los últimos asientos del autobús. Ya después de un día de playa, a la vuelta empezamos a hablar de nuestras experiencias sexuales, tras lo cual y casi sin darnos cuenta nos pusimos muy calientes, por lo que empezamos a tocarnos. Yo le metí la mano entre sus piernas y empecé a masturbarla metiéndole dos dedos en su raja. Pude notar que estaba bien mojada, por lo que me entraron muchas ganas de chuparle todo su coño . Disimulando todo lo que podíamos, me agaché entre sus piernas y empecé a chupárselo, mordiendo con mis labios su clítoris y metiéndole la lengua . Saboreando sus jugos hasta que logré hacerla llegar al orgasmo. Fue una...
Continuar leyendo
  50 Visualizaciones
  0 Comentarios
50 Visualizaciones
0 Comentarios

Mi vecino voyerista 2

Segunda parte de mi voyerista particular Después del episodio del baño con mi vecino voyerista, empecé a caer poco a poco en su juego de manera sistematizada. En las mañanas salía con lencería de encaje de lo más sensual al balcón de mi recámara. Conjuntos de dos piezas y de colores oscuros como negro, guindo, o azules oscuros que resaltaban en mi piel extremadamente blanca, y que coronaba con una cortita bata de seda semi transparente para no parecer muy exagerada. No quería que vecino voyerista se diera cuenta de que yo estaba consciente de  su acoso . Ese era en resumen la parte esencial del juego, de mi juego; él debía sentirse alerta todo el tiempo, sentir la adrenalina de no ser atrapado en sus perversiones. Debía permanecer como un espía entre las sombras y nunca saber que fue descubierto. Es por eso que me divertía siendo lo más sensual...
Continuar leyendo
  80 Visualizaciones
  0 Comentarios
80 Visualizaciones
0 Comentarios