La Señora de la Casa

Para Juliette, mujer de verdad La música, alegre, llenaba la casa. Algunos bailaban; otros cantaban en un improvisado karaoke sin micrófonos ni intervenciones electrónicas. Vino, ron, tequila, todo fluía. Abundaban tentempiés dispuestos con buen gusto y colorido sobre la mesa, y las conversaciones, amenas, se mezclaban con risas y estruendosamente etílicos cotorreos.La señora de la casa sentía un hormigueo en su bajo abdomen. Su nuevo vecino la miraba siempre de una manera que podría hacerla sentir incómoda. Sin embargo, no le molestaba en absoluto. Al contrario, sentía deliciosamente intimidantes sus miradas.Mientras ella se movía de un lugar a otro, el marido atendía a un nutrido grupo de sus invitados en el espontáneo y desentonado cantar. El vecino, sentado en medio de ese bullanguero grupo, la vio acercarse mientras ella se dirigía a la cocina.Ella, pasando a su lado, rozó de forma atrevida pero muy discreta, sus hombros. Entendiendo el mensaje, dejó...
Continuar leyendo
  158 Visualizaciones
  0 Comentarios
158 Visualizaciones
0 Comentarios

La Abogada

En el preciso instante cuando sintió aquella cabezota tocar la puerta de su ano, su esfínter se tensó y se  cerró por completo a pesar de las indicaciones que recibió para que se relajase completamente.Sin embargo, ese hombre a quien entregó su última virginidad antes que a su propio marido tenía a la mano un frasco con un espeso aceite que le aplicó con suavidad, presionando suavemente en ese delicioso músculo aún no tocado jamás por un hombre y ella, con los ojos cerrados gozando de aquella experiencia, no sintió el momento cuando el otro hombre puso directamente en su cara su descomunal pene de tal manera que su escroto estaba colgando desde la línea de su mandíbula y todo el trozo presionaba su cara y ella, instintivamente buscó acogerlo en su boca.Apenas lo envolvió con sus labios, el hombre que estaba atrás le dio un empujoncito suave, mientras la sujetaba...
Continuar leyendo
  143 Visualizaciones
  0 Comentarios
143 Visualizaciones
0 Comentarios

Adúltera

Apenas pudo dormir esa noche. Despertaba sobresaltada para ver el reloj y comprobar que no fuese hora de levantarse. Sus planes no incluían cambio en su rutina matutina, pero ella anticipaba esa fecha desde hacía poca más de una semana.Con cada sobresalto ella verificaba para asegurarse que su marido no se hubiese despertado con su vigilia. Roncaba suavemente a su lado, ignorando todo sobre su nerviosismo y anticipación. Hacía apenas unas horas él había llegado cuando ella, exhausta de lavar ropa, cocinar para el día siguiente, barrer y trapear, atender a los niños con sus tareas escolares, tuvo que aceptar que él sin decir palabra le bajase el calzón, levantase la falda del camisón, se bajó sus pantalones y se montó encima de ella, gruñendo y raspando con su barba su cuello y su rostro.Debió soportar sus arrimones sin estar excitada ni húmeda. Dirigiendo su pene con su mano, él frotó...
Continuar leyendo
  140 Visualizaciones
  0 Comentarios
140 Visualizaciones
0 Comentarios

Las nalgas de Angela

Este es un relato XXX que la imaginación me dejó. Lo escribí a petición una chica de un grupo de Facebook . Espero que les guste. Era un día de verano un poco caluroso en la playa. Estaba caminando por la arena divagando en varios pensamientos. Levanto la mirada y la veo caminando, a lo lejos, hacia mí. Al momento de acercarnos la saludo: "Hola"; ella me contesta con un "¿Qué tal?". "¿Qué haces?", me pregunta. Le digo que sólo estaba caminando, tratando de distraerme un poco y de alejarme de la monotonía del trabajo. Me pregunta si puede acompañarme a lo que le contesto que no hay problema. "Me llamo Angela, ¿y tú?"; "Daniel". Así fue como comenzó nuestra introducción y la plática posterior que llevo a uno de los encuentros sexuales más cachondos que he tenido. Seguimos hablando y al cabo de cierto tiempo nos encontramos frente a un...
Continuar leyendo
  148 Visualizaciones
  0 Comentarios
148 Visualizaciones
0 Comentarios

Viviendo con mi mujer

VIVIENDO CON MI MUJERPensamientos y Recuerdos Les he contado cómo llegó mi mujer a mi vida. Les conté de las cosas que ella hizo, cosas que le hicieron y cosas que sucedieron antes de conocerla como la conocí. También les conté de cómo llegué a estar con ella, cómo llegué a amarla y creo, ella me ha amado siempre a mí.Sin embargo, una cosa es amar a alguien y otra cosa muy diferente es vivir con esa persona.La descubrí con otro hombre. No en el acto de hacer el amor, pero sí en el entorno de hacer el amor con otro. Nunca le pregunté desde que hora había estado sola con él en su casa, pero sabiendo que llegué un sábado cuando ella no tenía clases; que llegué como en horas de la tarde; y que además supe después que su mamá no llegaría sino como a las nueve de la noche,...
Continuar leyendo
  124 Visualizaciones
  0 Comentarios
124 Visualizaciones
0 Comentarios

Aventuras sexuales de mi hembra (Un Novio en el Instituto II)

AVENTURAS SEXUALES DE MI HEMBRA(Un Novio en el Instituto II) La clandestinidad de nuestra relación provocó que ella entrara en un estado de depresión. Todo lo nuestro era a escondidas. A todo debía callar respecto de lo nuestro y el hecho que era todo a escondidas también la llevaba a desconfiar de mí, porque le hacía sentir que lo que me interesaba era tenerla como compañera sexual más que como novia, y no veía tanto el riesgo de que sus padres pudiesen tomar acciones en contra mía.Por otra parte, ¿cómo podría no haber entrado ella en una relación con ese muchacho? Era de su edad. La relación era aceptable socialmente. La llevó a su casa y le presentó a su madre. Pasaba tiempo con ella y hasta ella le presentó al muchacho a su mamá. La mamá los llevaba de paseo, cocinaba para ella y la atendía como a una nuera querida.Además,...
Continuar leyendo
  94 Visualizaciones
  0 Comentarios
94 Visualizaciones
0 Comentarios

Desvirgando a mi Hembra ¡DESVIRGADA AL FIN!

Desvirgando a mi Hembra¡MUJER AL FIN! Esa tarde casi fuimos descubiertos. Con mi respiración agitada y con una erección difícil de ocultar, pude en el último minuto acostarme en el sofá y fingir que dormía. Así, me saludaron alegremente, hice como si despertara, y pude permanecer sentado para ocultar con más facilidad el gran bulto en mi entrepierna.Mientras tanto, mis hermanas entraron cada una a su dormitorio y ahí la encontraron a ella, “dormida” y afirmando que se sentía ya mejor de su dolor de cabeza.La tarde transcurrió sin novedades, y permanecí en mi cuarto donde dormí una siesta y me sentí afortunado de no sufrir todavía de un dolor testicular. El encuentro con ella por esa tarde me dejó hinchado e hirviente, y no podía saber si habría desahogo en algún momento cercano.Desperté, vi televisión un rato y pronto volví a dormir. Poco después me despertó un sonido inesperado: alguien tocaba...
Continuar leyendo
  61 Visualizaciones
  0 Comentarios
61 Visualizaciones
0 Comentarios

Desvirgando a mi hembra (Solos en la Casa)

DESVIRGANDO A MI HEMBRASegunda Parte Sin haberlo buscado activamente, ella ya había conocido la sensación de ser una hembra entre machos; había sentido un pene brioso rozar con poderosa suavidad la entrada de su gruta. Sintió los espasmos de ese pene palpitando en erupción sobre sus zonas más sensibles y privadas. Y sintió los chorros del semen caliente del dueño de esa cavadura bañando su bajo abdomen y pringando sus pechos desnudos.Vio también la lujuria y el deseo por ella de jóvenes masturbándose por ella. Encontró el placer de besos torpes pero candentes en los brazos de su amiga y se convirtió en experta en el arte de masturbarse.Ahora debía encontrar cómo satisfacer ese apetito que la quemaba por dentro y que la hacía buscar, sin éxito, un hombre mayor a quien amar y que no tuviera miedo de enseñarle lo que necesitaba saber.Por esos días notó que sus padres conversaban con...
Continuar leyendo
  55 Visualizaciones
  0 Comentarios
55 Visualizaciones
0 Comentarios

Desvirgando a mi hembra (Sumario de la Serie Anterior)

Mi mujer comenzó su vida sexual de una manera muy poco común. Siendo aún muy pero muy joven, ella junto a sus compañeros de juego cerca de su casa salieron a explorar los alrededores de su barrio y encontraron las ruinas de una vieja construcción y comenzaron a usarla para continuar ahí sus juegos. Sin embargo, mientras todos jugaban, uno de sus amigos comenzó a llevarla hacia un rincón oculto del edificio y ahí comenzaron a besarse a escondidas. Luego otro se dio cuenta de lo que ocurría y esperó su turno para irse con ella al mismo lugar escondido. A ella le agradaba mucho la sensación de irse a besar y no opuso ninguna objeción a esa actividad. Luego vino un tercero y de pronto la voz se corrió y todos hacían fila para ir a besarla a escondidas de los demás. Era inevitable que eventualmente uno de ellos intentara...
Continuar leyendo
  50 Visualizaciones
  0 Comentarios
50 Visualizaciones
0 Comentarios

Conviriéndose en mi Hembra (Capítulo 6)

CAPÍULO 6 Su debut en la sexualidad ocurrió a temprana edad. Pasó de reunirse a diario con sus amigos, a ser Hembra Alfa en una jauría de cachorros embramados, para luego ser fallida lesbiana y finalmente en esa etapa, a ser experta en el arte de masturbarse. Y todo eso en el transcurso de quizá poco más de un mes.   El hecho de ser capaz de provocarse orgasmos a sí misma le brindó algún sosiego. Ya no sufría angustias ni ansiedades a causa de los deseos provocados desde aquella ominosa tarde cuando todos sus amigos fueron testigos de lo que debió ser su desvirgación, lo cual no llegó a ser. Cualquier deseo, estímulo, provocación o imagen destellante en su imaginación ya no le provocaba angustia, sino una sonrisa: sabía que llegada la noche, el estímulo que la excitaba llegaría a su cita consigo misma y el placer maravilloso de orgasmar...
Continuar leyendo
  57 Visualizaciones
  0 Comentarios
57 Visualizaciones
0 Comentarios