Fantasía lésbica: ¿Te atreves a jugar conmigo? (3ª parte)

(Relato erótico continuación de  Fantasía lésbica: ¿Te atreves a jugar conmigo? parte 2 ) Yo, tumbada en la cama, me quedo esperando a que me busques el juguete erótico . Tú cansada y fatigada, te quedas al lado unos segundos hasta que reaccionas y te das cuenta de que mi proposición de que me “presentes” a tu amiguito es totalmente en serio. Te giras en la cama y buscas por la mesita de noche. Yo tumbada bocarriba y con las piernas flexionadas y las rodillas abiertas, giro mi cabeza hacia tu lado. Mmm, me recreo contemplando tu cuerpo . Tu espalda serigrafiada con las arrugas y dobleces de las sábanas. Una especie de tatuaje tribal sin color. Más abajo, el culete, con ese aspecto de final piel, carne blandita y color rosita después de todo el rato de placer anterior. Terminado con tus largas piernas sobrepuestas una sobre otra. No...
Continuar leyendo
  119 Visualizaciones
  0 Comentarios
119 Visualizaciones
0 Comentarios

Sigilo

Me acuesto a su lado mientras duerme. He sido cuidadoso y seguí sus instrucciones. Dejó la puerta de enfrente abierta, sin llave, y logré entrar sin problema. Me quité los zapatos antes de entrar y de puntillas alcancé la entrada a su dormitorio.Ella fue muy cuidadosa y aceitó las bisagras de las puertas para evitar que pudiera alguien escucharme abrir. Llegué a la puerta del cuarto principal y busqué con atención la señal que me dijo que dejaría en la puerta si acaso alguno de sus hijos estaba con ella. Con alivio descubrí que no había indicación alguna de interrumpir nuestros planes.Me sorprendió el calor de su lecho, casi tanto como el placer del olor de sus sábanas. Limpias y aromáticas, provocaron en mi el deseo de abrazarla y así lo hice.Ella dormía de lado y yo a su espalda, la abracé sin que se diera cuenta de mi presencia....
Continuar leyendo
  116 Visualizaciones
  0 Comentarios
116 Visualizaciones
0 Comentarios

El placer peligroso de la entrega

Mi pareja jugaba al póker, y ya os conté en otro relato XXX que una vez que perdió me toco pagar a mí. Y bueno, eso volvió a suceder, solo que esta vez fue la última. Había ganado por unas semanas y me compró una pulsera preciosa por lo que no podía quejarme. Pero una noche volvió a perder y lo quiero contar en un nuevo relato XXX porque ya sé que escribiéndolo logro esa distancia necesaria para poder asumir lo que mi razón, mi moral y mi mente después niegan. Así que, ordenadita, comenzaré desde el principio este relato XXX de sexo real en el que descubrí el placer peligroso de la entrega. Esa noche habían quedado tres al final jugando: Jorge mi pareja, el Chico de la vez pasada y uno al que le puse el Repartidor. Era tarde y yo estaba en el sillón terminando de ver una peli cuando Jorge se me acercó, estaba nervioso y transpirando, y me dijo...
Continuar leyendo
  121 Visualizaciones
  0 Comentarios
121 Visualizaciones
0 Comentarios

Reencuentro con mis profesoras preferidas (2ª parte)

Habían pasado unos seis meses aproximadamente, y aún seguía con el recuerdo de todas las chicas juntas conmigo, es decir: Lourdes, Ana, María, Raquel, Sara, Amparo y Victoria. Cada día que pasaba le daba más y más vueltas a lo ocurrido por aquel entonces y siempre que lo recordaba me excitaba y mucho.Yo seguía en el colégio, por aquel entonces, se acercaba junio y con ello el final de curso, cada vez que veía a Ana, Lourdes, Raquel o Victoria me excitaba y no podía controlarlo. Iban siempre con vestidos veraniegos y shorts y cada vez que las veía me intentaba contener. Cada vez que me tocaba clase con alguna de ellas hacía todo lo posible para que no se dieran cuenta de mi erección hasta que un día, que Sara me estaba dando clases particulares, me puso un ejercicio y acto seguido se levantó y me dijo que iba a...
Continuar leyendo
  115 Visualizaciones
  0 Comentarios
115 Visualizaciones
0 Comentarios

Depredador

Apetito voraz por tu aroma hormonal, por la huella de deseo que sigo cual jauría hambrienta... desde que amanezco no hago más que desearte... has dejado desierto el lecho... altar de sacrificio de la noche anterior... ofrendaste tu ser íntegro a los instintos oscuros...
  36 Visualizaciones
  0 Comentarios
36 Visualizaciones
0 Comentarios

Fantasía lésbica: ¿Te atreves a jugar conmigo? (continuación)

Siguiendo el juego de fantasía lésbica que comencé hace unos días con este relato XXX y según el comentario de Ricardo: Estamos las dos, tú y yo, con las hormonas revolucionadas y entregadas a la pasión y el morbo de comenzar el placer. Has estado un rato a 4 patas , y con mi lengua he lubricado completamente tu vagina. Todo sin contar el placer que he sentido de saborear tu cuerpo. Tonos dulces con toques salados y templados que últimamente eran más calientes. Después de esto, yo me canso de sólo dar placer y no recibirlo, al igual que tú, que siento cómo ardes en deseos de poder disfrutar de mi cuerpo. Así que te volteas en la cama y te pones boca arriba, yo me giro y me coloco al revés para encajar en un perfecto 69 lésbico . Como todo el tiempo tienes una actitud más paradita...
Continuar leyendo
  45 Visualizaciones
  0 Comentarios
45 Visualizaciones
0 Comentarios

Relato erótico: Tú, que no me quieres

Quizás me gustaría que hubiera un algo de sorpresa. Una sutil novedad en el aire quieto de la habitación. Pero no puedes evitar anunciarte. Te gusta pisar fuerte, con autoridad. La llave encaja siempre en la cerradura como si tuviese el don de la infalibilidad. Sigo leyendo mientras caminas por el salón, vasto y casi vacío. También cuando juras porque he olvidado reponer el café. Tu presencia me recuerda los libros sagrados de la escuela. Escapa a toda lógica. Me suele incomodar el hecho de que arrojes al suelo la pierna que suelo cruzar sobre la otra y sirve de habitual reposo al libro que repaso una y otra vez desde hace años. Podrías ser algo más amable, más considerada. Pero sé cómo continúa la historia, así que no me conviene reprochártelo. Suelo mirarte cuando tu mano se escurre decidida entre los labios abiertos de la pretina y explora complacida...
Continuar leyendo
  40 Visualizaciones
  0 Comentarios
40 Visualizaciones
0 Comentarios

La Reina Encarnada

Llegó a su casa sucia, despeinada, revolcada y con su ropa interior rota. No se sentía victimizada ni perjudicada por la experiencia vivida; tampoco sentía que había estado expuesta a ser violada o maltratada. Simplemente se sentía frustrada porque había sentido aquel pene rozando sus intimidades más sensibles; había sentido un gran placer por aquellos roces y hasta había experimentado con transparente plenitud la intensidad y la emoción de tener un orgasmo tras otro. Pero no lo había sentido entrar; no había logrado hacer que la rompiera hacia adentro y por lo tanto, estaba frustrada. Con las horas y con los días, su frustración se convirtió en enojo. Estaba enojada con el que se perfiló como macho jefe por no penetrarla. Se enojó también con el primero que tomó la iniciativa de montarla, por no haber defendido efectivamente su derecho a ser primero. Estaba enojada con toda la manada porque...
Continuar leyendo
  41 Visualizaciones
  0 Comentarios
41 Visualizaciones
0 Comentarios

Fantasía lésbica: ¿Te atreves a jugar conmigo?

Si alguna chica de las que entran por esta web a leer fantasías sexuales tiene la fantasía lésbica de probar con otra chica, debes leer esto e imaginar lo que te escribo. Si eres chico seguro que también te pondrá muy caliente pensar en esta fantasía lésbica. Estamos tú y yo en la cama, la descripción física de nuestros cuerpos es lo de menos, lo dejo a tu elección. Ya hemos hablado durante un tiempo y ambas sentimos la atracción por la otra. Por llegar a ese momento de fusionar placeres, el tuyo y el mío. Hago que te tumbes bocabajo en la cama, que te coloques de la forma más cómoda para ti. Yo me retiro de tu lado unos instantes. Después lo siguiente que notas es tímidamente el roce de mis pelos por una de tus piernas. A continuación, mi pelo largo acaricia con suavidad tus piernas, ahora...
Continuar leyendo
  122 Visualizaciones
  0 Comentarios
122 Visualizaciones
0 Comentarios

Mi vecino voyerista Pte.3

El shock tras mi experiencia con mi vecino voyerista El shock después de lo sucedido con mi vecino voyerista habría de durarme casi tres días. En cualquier actividad en la que me encontrara, en la soledad de mi casa, siempre terminaba por evocar el episodio del jardín protagonizado por mi vecino voyerista. Lo recordaba una y otra vez, con la mirada perdida y los labios entreabiertos no logrando precisar si todo había sido producto de mi cada vez más decadente cordura o si en efecto, había ocurrido. Pero no podía engañarme por más que deseara que así fuera. Las marcas en mi trasero (en mi nalga izquierda para ser más exacta), y en mi seno derecho, que ya empezaban a tornarse de un preocupante tono azul verdusco, dejaban completamente claro que de hecho, lo sucedido había sido muy real. Mi vecino voyerista me había tomado como un objeto y me...
Continuar leyendo
  128 Visualizaciones
  0 Comentarios
128 Visualizaciones
0 Comentarios