Cargando Imagen de Portada... Arrastra la Imagen de Portada para marcar la nueva posición
Introducción
Contactos (0)
Aún no hay amigos
Contactos en común (0)
Todavía no hay amigos en común
Cargando Imagen de Portada... Arrastra la Imagen de Portada para marcar la nueva posición
"Elementos encuadernados"
"Actividades Recientes"
  • Nancy.mc creó un nuevo relato, La princesa wikinda pte.2
    6 -Venga Mike, ¿podríamos hacer esto de una vez? Mi palo está a reventar por esa perra y ya no aguanto por joderla como loco.John había regresado cautelosamente y llevaba consigo el tubo metálico fuertemente agarrado. En su camino, había trastabillado un par de veces y a punto estuvo de soltar una grosería por la sorpresa pero había logrado ahogar las palabras en su garganta y no había pasado de un susto. Sin poder evitarlo, no dejaba de imaginarse lo que le pasaría si esos tres despreciables tipos lo descubrían husmeando por ahí mientras se preparaban para perpetuar uno más de sus crímenes.Regresó junto a la ventana justo cuando los dos tipos sostenian cada quien una mano de la chica mientras su líder amordazaba a Sam con un pañuelo viejo y sucio colocándolo en su boca y amarrándolo con fuerza en su nuca. La jovencita se retorcía sobre su regazo...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • La princesa wikinda. Pt. 1
    LA PRINCESA WIKINDA  1 Todo el mundo pensaba que eran extraños. Quizás no del tipo de extrañeza que evoca a una de esas familias conservadoras (porque además, distaban mucho de serlo) que vivían en las colinas a las afueras del pueblo con sus establos, vacas y gallinas; ni del tipo de familias extravagantes con peinados modernos, autos exóticos y esa particular forma de hablar y caminar, que cada vez más frecuentemente estaban mudándose al centro de Wodshad´s ville. No, la familia Ward era extraña a su manera, más del tipo ¨bonachón¨. Tenían la amabilidad, tradición y decencia de aquellas familias a las afueras, y a la vez, la inhibición y rebeldía que aquellas extranjeras. Tenían mucho de ambas y no tenían nada de todas. La familia Ward era especial. Y para fortuna de John Guirk, nadie mejor que él lo descubriría. -Como una vieja tribu en épocas modernas-, solía contarle...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • La zorra riquilla de mi voyeurista Entonces me tomó, él, varios centímetros más bajo que yo, y muy delgado, me tomó con una fuerza increíble entre sus brazos. Me tomó y me apretó contra él, como si fuera de su propiedad. Y yo sentía esa fuerza, esa ira, ese deseo correr por sus venas. Y me sentía asustada, amedrentada, me hacía creer que realmente era suya, le pertenecía y no tenía derecho a reclamar ni a oponerme en  lo absoluto. -tú. tú pequeña zorra-Me dijo casi entre dientes, pues su mandíbula seguía entroncada. Yo estaba atónita, viéndolo a los ojos. Buscando un poco de cordura en su interior. Pero solo había deseo, locura, fuego, había un calor inmenso dentro de él, un calor acumulado por mucho tiempo, pensamientos y sentimientos que debían de haber sido transmitidos a mi desde hace mucho y que hasta ahora, todos juntos, estaban llegando a...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • Esa noche no pude dormir, me sentía demasiado culpable para hacerlo. Todo había llegado demasiado lejos. Sentía que ahora definitivamente le había sido infiel, paradójicamente mientras él me hacía el amor. Sentía que había traicionado su confianza, su bondad. Por eso, esa misma noche me juré que todo iba a terminar. Mire el reloj y marcaban las 5 de la madrugada y termine por tomar un sueño ligero por fin. Despertamos juntos a eso de las 10 am. Tomamos un café y durante todo ese día no tuve problemas por mantenerme estable. Y aunque en los días siguientes hubo momentos en los que parecía que volvía a evocar malos pensamientos, la verdad es que durante el mes y días que siguieron en los que mi marido estuvo en casa, me las apañé bastante bien. Hicimos cosas que me ayudaron a despejar mi mente, y varias veces más, hicimos el amor....
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • Nancy.mc creó un nuevo relato, Mi vecino voyerista Pte.3
    Mi vecino voyerista Pte.3
    El shock tras mi experiencia con mi vecino voyerista El shock después de lo sucedido con mi vecino voyerista habría de durarme casi tres días. En cualquier actividad en la que me encontrara, en la soledad de mi casa, siempre terminaba por evocar el episodio del jardín protagonizado por mi vecino voyerista. Lo recordaba una y otra vez, con la mirada perdida y los labios entreabiertos no logrando precisar si todo había sido producto de mi cada vez más decadente cordura o si en efecto, había ocurrido. Pero no podía engañarme por más que deseara que así fuera. Las marcas en mi trasero (en mi nalga izquierda para ser más exacta), y en mi seno derecho, que ya empezaban a tornarse de un preocupante tono azul verdusco, dejaban completamente claro que de hecho, lo sucedido había sido muy real. Mi vecino voyerista me había tomado como un objeto y me...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • Nancy.mc creó un nuevo relato, Mi vecino voyerista 2
    Mi vecino voyerista 2
    Segunda parte de mi voyerista particular Después del episodio del baño con mi vecino voyerista, empecé a caer poco a poco en su juego de manera sistematizada. En las mañanas salía con lencería de encaje de lo más sensual al balcón de mi recámara. Conjuntos de dos piezas y de colores oscuros como negro, guindo, o azules oscuros que resaltaban en mi piel extremadamente blanca, y que coronaba con una cortita bata de seda semi transparente para no parecer muy exagerada. No quería que vecino voyerista se diera cuenta de que yo estaba consciente de  su acoso . Ese era en resumen la parte esencial del juego, de mi juego; él debía sentirse alerta todo el tiempo, sentir la adrenalina de no ser atrapado en sus perversiones. Debía permanecer como un espía entre las sombras y nunca saber que fue descubierto. Es por eso que me divertía siendo lo más...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
  • La princesa y la señora de sesenta y tantos años [[[ 1 ]]]Sin duda alguna me arrepiento de lo sucedido. A consecuencia de ello he sufrido castigos tanto físicos como morales. Pero cuando recuerdo con detalle ese momento, no puedo evitar tocarme. Mi nombre es Nancy McAllister. Tengo 28 años y vivo en Denver. Hace mas de cuatro años que estoy casada con un exitoso abogado. En los últimos años nuestra economía se ha visto bastante bien remunerada, y es por ello que hace poco más de dos años nos mudamos a un hermoso barrio privado a las orillas de la ciudad. El lugar se llama chester hill. Y es un lujoso conjunto de casas de estilos extravagantes. Aquí me he sentido como una Reyna. La casa cuenta con dos pisos de techo alto. Varias recamaras y baños lujosos. El patio trasero es muy bello y cuenta con una espaciosa...
    1. Continuar leyendo
    0
    0
    0
    0
    0
    0
    La publicación esta bajo moderación
    Insignias publicadas con éxito. El elemento será visible ahora en tu linea de actividad.
No hay noticias por el momento
Imposible cargar contenido de información sobre herramientas"